Aunque de belleza sin igual, muchas personas no saben que su existencia supone algo negativo para el planeta ya que, según la NASA,  la Aurora Boreal es el fruto del reflejo de multitud de tormentas magnéticas que tienen lugar a más de 130mil kilómetros de nuestro planeta.

Es decir, en una tormenta solar, se combinan fuertes explosiones y vientos cargados de gran fuerza magnética. Si adquieren una gran intensidad, los vientos pueden llegar a la tierra generando perjuicios y fenómenos como:

  • Daños en satélites.
  • Interrupciones en el funcionamiento de las líneas de alta tensión.
  • Interferencias en las comunicaciones vía radio y onda corta.
  • AURORAS BOREALES.

Millones de electrones provenientes del sol y cargados de energía, son los que  originan este espectáculo de la naturaleza repleto de luz, color y, a veces, sonido. Quien ha logrado escucharlo, reconoce un sonido similar al que oímos cuando tratamos de sintonizar un canal de TV o radio. El espectáculo puede durar unos segundos o unos pocos minutos y, cuanta menos contaminación lumínica exista alrededor, mejor podrá vislumbrarlo el ojo humano. En ocasiones, llega a tal nivel de intensidad que se pueden diferenciar tonalidades violetas y granates, ¡una auténtica maravilla a la vista!

Un dato curioso es que, en zonas cercanas al Polo Norte, se le denomina Aurora Boreal y en zonas más cercanas al Polo Sur se le llama Aurora Austral. Esto se debe a que, cuando la explosión solar, que está ionizada, choca contra la tierra, que también está ionizada, la energía se va inmediatamente a los extremos del planeta, es decir, a los polos. 

La realidad es que muchas personas sueñan con poder ver la Aurora Boreal, al menos, una vez en su vida. En la actualidad, tenemos a nuestra disposición cantidad de viajes temáticos ideados específicamente para llevar a cabo esta misión. Nuestro consejo es, que si viajas a algún país como Islandia para intentar ver la Aurora Boreal, es conveniente que descargues una aplicación donde puedas ver el estado de la Aurora en cada momento, así como el de las nubes. Cuando hay nubes o neblina es más difícil poder ver este fenómeno. ¿En qué país del mundo te gustaría verla?