Ya de por sí, viajar con niños en el coche hace que los conductores pongan especial atención a lo que hacen. Conducimos mejor cuando viajamos con niños porque  la presencia de un niño en un vehículo genera un comportamiento más responsable al volante. Recientes estudios han constatado, de hecho, que un 68% de los españoles admite ser mejor conductor cuando viaja con niños.

Pero nuestra precaución extrema al volante no es suficiente para que un bebé viaje seguro y cómodo. ¿Qué llevar en el coche si viajas con bebés? Te mostramos una lista de cosas imprescindibles que no debes olvidar si un bebé va a viajar a bordo de tu vehículo:

  • Lo primero y más imprescindible es cumplir con las nuevas normas de tráfico para viajar con niños en el coche que dictan que los menores por debajo de 135 cm de altura deben viajar en la parte trasera del vehículo. No podrán viajar en el asiento delantero hasta que no se superen los 18 años de edad o los 135 cm de altura. Además deberán viajar en sus correspondientes sillas homologadas. Así, lo primero con lo que debes contar es con una silla homologada de retención infantil.
  • Procura que tu bebé viaje distraído. Si cuenta con alguno de sus juguetes favoritos, como un peluche, un sonajero, un muñeco, etc. tu bebé viajará más tranquilo porque mantendrá su atención puesta en él.
  • Ropa y pañales para poder cambiar a tu bebé en caso de que lo necesite.
  • Comida y agua: el niño deberá mantenerse saciado en todas sus necesidades físicas. Si tiene sed o hambre, llorará. Viaja preparado con biberones, potitos, agua…
  • Una manta: si viajas en época de frío, aunque tu coche cuente con calefacción, ésta puede fallar. Una manta para que tu bebé no pase frío, será imprescindible en un viaje en coche.
  • Botiquín: siempre es aconsejable llevarlo, por el bien de todos los ocupantes de un vehículo. Cualquier pequeño percance puede ser solucionado con un botiquín de mano.

Recuerda que la seguridad de los ocupantes de un vehículo dependerá, en gran parte, del buen manejo del coche por parte del conductor. Aun así, los accidentes, en ocasiones, no se pueden evitar. No olvides contratar un buen seguro de coche que te garantice la mejor atención para ti y para los tuyos.