Marruecos es un país lleno de contrastes, y es algo que se nota desde el mismo momento en el que pisas el país. Disfrutarlo al máximo no sólo dependerá del itinerario que realices, también de la manera en que tengas previsto resolver los posibles imprevistos.

Mucha gente se pregunta si Marruecos es un destino seguro al que viajar, sin embargo, en la mayoría de los casos las opiniones de los viajeros son positivas, y lo consideran aceptable. Los principales riesgos se pueden resumir en tres:

  1. Intoxicaciones alimentarias: aunque las condiciones sanitarias sean aceptables en la mayor parte del país, te recomendamos que tomes ciertas precauciones. Tener una buena higiene personal te ahorrará muchos problemas. Procura lavarte las manos con frecuencia, así como cualquier alimento fresco (fruta, verduras…), beber agua embotellada o tener a mano unas pastillas contra la diarrea te ahorrarán disgustos innecesarios.
  2. Robos y timos: este es uno de los problemas principales con los que tienes que tener más atención. Pese a que es posible que no tengas sensación de inseguridad, lo mejor es que estés alerta ante posibles timos o robos. Los carteristas aprovechan cualquier despiste para robar carteras u otros objetos personales.
  3. Terrorismo: es cierto que desde el año 2014 las autoridades marroquíes reconocen que Marruecos puede ser objeto de amenaza terrorista. Pero desde ese mismo momento el país puso en marcha un plan para reforzar la protección de los ciudadanos y visitantes extranjeros que supone reforzar la seguridad en aeropuertos, lugares de interés turístico, fronteras y puertos de las principales ciudades del país.

En cuanto a las precauciones sanitarias, para viajar a Marruecos no hay vacunas obligatorias. Aunque si puede ser recomendable contar, además de con las vacunaciones sistemáticas (BCG, Hepatitis B), con otras como la fiebre tioidea, la hepatitis A, la poliomelitis, el cólera y el tétanos. Sobre todo, es imprescindible viajar con un tratamiento anti-insectos.

Procura protegerte frente al sol con cremas con un factor de protección alto y bebe líquidos con frecuencia, especialmente en los días más calurosos. Este es un país de temperaturas cálidas y puede jugarnos malas pasadas el calor.

Moneda oficial

En cuanto al dinero que debes llevar, ten en cuenta que la moneda de este país, el Dirham, es una moneda restringida, de modo que no puede sacarse del país y no está disponible en el extranjero. En la actualidad la cotización es de aproximadamente 1€= 10-11 dirhams. Los billetes están en denominaciones de 200, 100, 50, 20 y 10 dirham. Las monedas son de 10, 5 y 1 dirham y 50, 20, 10 y 5 céntimos.

Un consejo, cambia las divisas únicamente en casas de cambio oficiales. Para reconocerlas están identificadas por medio de un distintivo dorado, ya que cambiar en la calle es ilegal. No se cargan comisiones en el cambio y se entrega un recibo que hay que conservar hasta la vuelta para cambiar los dirhams restantes a la moneda de tu país de origen.

Tanto en los hoteles, restaurantes y bazares de las grandes ciudades se acepta el pago con divisas, pero corres el riesgo de que el cambio aplicado no se ajuste a la cotización oficial del día, algo que no suele ocurrir si pagas con tarjeta de crédito.

Además, se suelen aceptar las principales tarjetas de crédito, pero antes de nada, lo mejor es que consultes con tu banco la posibilidad de utilizarla en comercios y cajeros, así como los recargos o comisiones.

¿Qué seguro contrato?

Cuando viajamos nos puede ocurrir cualquier eventualidad que cause un trastorno a nuestro a viaje. Por este motivo, es importante contar con seguro cuya póliza de viaje te ofrezca buenas garantías.

En cuanto a las coberturas, todo depende de la tranquilidad que quieras alcanzar y de lo que necesitemos en nuestro destino, ya que no es lo mismo un seguro con cobertura médica básica o uno con múltiples coberturas como la cancelación o la pérdida de equipaje.

Lo que sí debería incluir tu seguro de viaje para Marruecos es una buena cobertura médica. Al contrario que sucede con el alojamiento o las comidas, la sanidad en en este país no es tan barata. En caso de sufrir un percance que requiera de hospitalización, sumado a la asistencia y los traslados, puede suponer una suma importante de dinero. De hecho, puede llegar a ser bastante elevada en el caso de que sufras un accidente o enfermedad que te impida continuar tu viaje.

Dado que los problemas relacionados con la salud son relativamente frecuentes en Marruecos, especialmente las intoxicaciones (cómo hemos comentado), poder recurrir a tu seguro en caso de necesitar asistencia médica, es fundamental.

Si decides contratar nuestro seguro de viaje, contarás con las coberturas que necesitas para disfrutar de tus viajes con la máxima tranquilidad.

Podrás configurar tus propios límites de gastos en las garantías de equipaje, de gastos médicos, y, si quieres estar tranquilo antes de iniciar tu viaje, también en la garantía opcional de cancelación. Éstas, y otras muchas garantías y asistencias ante situaciones imprevistas (overbooking, pérdida del vuelo de conexión, robo o pérdida del pasaporte o visado, regreso anticipado por determinadas causas, etc....), harán que tu viaje sea mucho más cómodo.

Y si tienes que cancelar tu viaje por un imprevisto, el seguro de cancelación contempla multitud de causas por las que, en caso de que tengas que cancelar anticipadamente tu viaje, podrás recuperar los gastos de anulación hasta el límite que contrates.

Documentación para el viaje 

Los ciudadanos españoles que deseen viajar a Marruecos sólo necesitan un pasaporte vigente por un mínimo de 3 meses sin necesidad de tramitar visado.

Además, tanto a la entrada como a la salida de Marruecos, deberás rellenar un impreso con datos personales y sobre tu estancia. Este trámite se hace o bien en la aduana o bien a bordo del ferry.

Que sepas que la estancia máxima legal permitida para turistas en este país del norte de África es de tres meses al año. Si deseases prolongarla tendrás que dirígete a la oficina de inmigración.