Esta escapada de Halloween se convertirá en toda una experiencia esotérica y un tanto tenebrosa. Si no te gustan los sombreros de pico, las grandes verrugas y los calderos mágicos, mejor espéranos en el hotel… O bueno, quizá te interesa saber más sobre la trilogía de Dolores Redondo, “El Guardián Invisible”, la escritora se inspiró mucho en la zona. Pregunta en Elizondo, no está demasiado lejos de Zugarramurdi…

La Ruta de la Brujería Navarra, está organizada alrededor de cuatro zonas principales de Navarra localizadas entre los Pirineos y la Zona Media. En total son 16 localidades las que forman parte de esta oferta turística que ha llevado a cabo el Departamento de Cultura y Turismo del Gobierno de Navarra. El objetivo es el de mostrar como era la vida en la Edad Media, qué sucedió en la Inquisición, cómo eran las brujas...

Quizá, tras esta ruta, dejen de darnos miedo y pensemos que, hoy en día… ¡la mayoría seríamos catalogadas de brujas! Digamos que, a fin de cuentas, eran mujeres adelantadas a su tiempo que no se conformaban con las leyes y no se dejaban guiar por el “qué dirán”.

Al final, va a resultar que eran todas unas hipster de la época…

La ruta está dividida según las fases en las que tuvo lugar la Inquisición y las cuatro principales zonas/localidades son:

  • Anocíbar
  • Auritz/Burguete
  • Bargota: cada año, en el mes de Julio, esta localidad se convierte en la capital mundial de la brujería.
  • Zugarramundi: quizá la localidad más conocida ya que hace unos años una película española la catapultó a la fama. En este lugar se encuentra el Museo de las Brujas. Según se firmó en el Auto de Fe de Logroño, todos los vecinos de Zugarramundi se vieron juzgados y condenados en el año 1610 por llevar a cabo brujería y actos satánicos… Algo que hoy consideraríamos una verdadera masacre.

Esperamos que disfrutes de su historia, sus paisajes y su gastronomía. Mejor, contrata un seguro de viaje, por aquello de las brujas… Ya sabes.