El blog de los seguros de El Corte Inglés

La ruta del Cares

La ruta del Cares Viajes

La Ruta del Cares es una de las rutas de senderismo más conocidas y atractivas de España. Se trata de la senda más conocida del Parque Nacional de los Picos de Europa, y discurre por la garganta del río Cares, entre dos pequeñas localidades: Poncebos (Asturias) y Caín (Castilla y León).

También conocida como la Garganta Divina, esta ruta es famosa por sus vistas y la estrechez del camino, que atraviesa un impresionante desfiladero. Con roca a un lado y el precipicio en el otro, tiene una anchura que va desde 1 a 3 metros. Se puede pasar sin dificultades, pero hay que mantener la preocupación porque no deja de ser un desfiladero.

Esta ruta no deja indiferente a nadie por la maravilla de sus paisajes. Las vistas impresionantes de roca, sus árboles en lugares imposibles, sus riscos casi inaccesibles, se unen a la profundidad del valle excavado por las verdes y cristalinas aguas del río Cares. Todo ello bajo la atenta mirada del Picu Urriellu (Naranjo de Bulnes), que con suerte podremos ver al comienzo de la ruta, en la zona de Poncebos.

Este recorrido fue abierto para la traída de aguas a principios del siglo XX, en 1915. Ya en el año 1945 se hace la senda para dar acceso al canal de la central hidroeléctrica que acompaña todo el camino. Gracias a este sendero puedes caminar entre estas impresionantes montañas casi en el fondo de esta brecha rocosa de algo más de 2.000 metros de profundidad.

La senda que fue excavada entre las rocas de las montañas siendo este un lugar muy escarpado y con una pésima climatología. Su construcción supuso un arduo trabajo, para la cual se emplearon unos 500 trabajadores, 11 de los cuales fallecieron debido a la dureza del trabajo.

Pero cuidado, por que el Cares nos obliga a extremar las precauciones. Hay que estar atentos de las posibles piedras que caen, así como al hecho de estar caminando al borde de un precipicio de manera continua sin barandilla.

Es un trayecto que combina con la belleza del río ya que el agua canalizada va entrando y saliendo por sus 71 túneles barrenados. Un trabajo de ingeniería que sigue funcionando hoy y gracias al cual podemos disfrutar de ella y de sus impresionantes paisajes.

Durante todo el camino se puede disfrutar de un paisaje maravilloso. Si miras hacia arriba podremos deleitarte de las vistas a las cimas de los Picos de Europa y si miras hacia abajo veremos cómo fluyen las cristalinas aguas del río Cares.

El recorrido

Esta famosa ruta comienza en el pueblo de Poncebos (Asturias), entrando en dirección Sudeste en la garganta del Cares. Tiene una longitud de 12 Km, 24 km si haces ida y vuelta. Siendo su duración de entre 3 y 4 horas, el doble si hacemos la ruta de ida y vuelta. Tienes que saber que no es apta para personas con vértigo, ya que la mayor parte del camino es por desfiladeros que nos podrás evitar.

A unos 600 metros del inicio, llegaremos a una bifurcación, donde veremos un sendero que atraviesa el puente de Jaya. Este pasa al lado de una casa que lleva el mismo nombre. Deberemos tomar el camino a la derecha, que nos lleva hacia el desfiladero del Cares.

Una vez se han recorrido los primeros 2,5 kilómetros, comienza el tramo más abrupto de la ruta, donde el camino nos hace ascender y descender por la ladera del monte durante la mayor parte del recorrido. Eso sí, las diferencias de nivel no son muy altas, ni las pendientes muy pronunciadas.

Cuando lleves unos 8 kilómetros del inicio de la ruta, cruzaremos el río Cares por el puente de Bolín. Tiene unos 60 metros, y se construyó tras haber sido destruido por una roca el anterior puente, de Trea, en 1944. Es la zona más estrecha y bonita del recorrido.

Unos 400 metros más adelante se vuelve a cruzar el río por el puente de los Rebecos. Donde podrás hacer la foto más típica de toda la ruta.

Finalizaras la ruta recorriendo otros 4 kilómetros, donde cruzarás por última vez el Cares en el Puente de la Presa. A algunos metros más, en el kilómetro 12,3, aproximadamente, y habremos llegado ya al pueblo de Caín, donde finaliza este recorrido.

Caín es uno de los pueblos más espectaculares y aislados de los Picos de Europa. En este paraje escondido, se puede disfrutar de un paisaje espectacular, rodeado de gigantescas montañas. Es un lugar ideal para descansar, aprovechar para comer, realizar unas fotos y disfrutar del entorno antes de emprender el regreso.

La Ruta del Cares es una ruta de senderismo lineal, iniciando en un punto y finalizando en otro. Existe la posibilidad de poder hacerla en cualquiera de los dos sentidos: Poncebos-Caín o Caín-Poncebos.

Las mejores épocas del año para realizar un viaje para hacer este trazado son en la primavera y el otoño. Has de tener en cuenta que esta ruta está situada en la alta montaña, y en estas fechas suele haber un clima más suave, además los colores de la naturaleza fulguran más espectaculares.

En verano está muy masificada ya que coincide con la época de vacaciones. A esto se le une el calor y a la falta de sombra, que harán la ruta más incómoda, además de tener mayor riesgo, ya que las zonas de paso son muy estrechas, y es más peligroso con mucha gente.

Se recomienda llevar un buen calzado. Mejor botas que zapatillas, ya que hay muchas piedras en el camino y hace falta proteger bien los pies.

Incluye ropa de abrigo, en la montaña el clima es muy cambiante, y aunque haga buen día es recomendable llevar ropa de abrigo e impermeable.

Lleva encima un teléfono móvil cargado a tope de batería. Aunque hay zonas sin cobertura, es recomendable llevarlo por si acaso.

Procura estar bien hidratado y llevar agua. Son muchos kilómetros y es importante mantenerse bien hidratado. También puedes llevar algo de comida sobre todo si vas a hacer la ruta de ida vuelta.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.