El Camino de Santiago es la peregrinación Cristiana más conocida del mundo y, aunque de origen católico, anualmente recorren sus sendas peregrinos de todas las religiones otorgando al recorrido el sentido personal que cada uno requiera. Incluso, mucha gente lo realiza solo. Casi todos cuentan que vas a haciendo amigos por el camino y que son relaciones verdaderas de amistad que duran toda la vida. ¡Una experiencia mística!

En la actualidad hay infinidad de información en Internet para prepararte lo mejor posible antes de comenzar la aventura. Lo que nunca debes olvidar es la credencial para acreditar que has realizado el camino y un buen calzado antes de partir al camino.

Las principales rutas oficiales que el peregrino puede elegir para llegar a Santiago son:

  • Camino del norte o camino de la costa.
  • Camino francés.
  • Camino inglés.
  • Camino portugués.
  • Camino de Madrid.
  • Camino primitivo.
  • Camino del sureste.
  • Ruta del mar de Arousa y río Ulla.
  • Vía de la plata.
  • Camino Mozárabe
  • Ruta vasca o vía de Bayona.
  • Ruta de la lana.
  • Camino catalán o de Sant Jaume.
  • Camino manchego.
  • Vías Turulense, Tolosana y Podiense.
  • Camino suizo.
  • Camino marítimo inglés.
  • Camino Trasalpino.

Para rematar,  hay quien continúa el camino desde Santiago de Compostela a Fisterra y Muxía donde, en la Edad Media, creían que se encontraba el fin del mundo.