Hace poco hicimos una escapada a la provincia de León para visitar su famoso paraje de las Médulas, no muy lejos de la ciudad que os vamos a descubrir hoy, ¡Ponferrada es mucha Ponferrada!

El Bierzo es tierra minera, de metales, hierro y carbón. Tierra de largos y fríos inviernos acompañados de un buen vino de la tierra y una gastronomía rica y contundente. Además, el buen carácter de sus vecinos, harán que nos sintamos como en casa nada más llegar a esta maravillosa tierra. Si te parece, quedamos en Ponferrada.  

Algunos de sus lugares, costumbres y rincones que merecen una mención son:

  • Los Templarios fueron los encargados de construir su fabuloso Castillo. Uno de los mejor conservados de la Península Ibérica hoy Monumento Nacional y parada obligatoria para todos los que caminan hacia Santiago de Compostela. Rodeado por un foso digno de cuento, se accede a él a través de una rampa.
  • Ponferrada se encuentra justo en el punto en el que se unen los ríos Sil y Boeza.
  • Dispone de campus universitario, varias iglesias y hasta un monasterio. Prueba evidente del carácter noble de la ciudad.
  • La calle del reloj es de visita obligatoria, así como el Museo del Bierzo (antes cárcel) y el convento de Concepcionistas.
  • La Plaza de la Encina y la Basílica homónima donde se encuentra la patrona de la localidad son el mejor lugar para pasar un rato ameno con amigos rodeados de los manjares de la zona.
  • Además de Las Médulas, en sus alrededores se pueden visitar joyas arquitectónicas mozárabes como el Monasterio de Santo Domingo de Peñalba y la iglesia de Santo Tomás de las Ollas.
  • El Museo del Ferrocarril te hará entender mucho mejor el carácter de sus gentes y sus costumbres.
  • El gran Luis de Olmo, presume siempre que puede de sus raíces.

Desde luego que la zona no tiene ningún desperdicio. Es perfecta para una escapada de otoño o invierno, este tipo de lugares, es mejor visitarlos un poco abrigados. ¿Verdad? Revisa tu coche antes de salir y si vais en transporte público no dudes en contratar un seguro de viaje por lo que pueda pasar.