Más de 300 vecinos del pueblo llevan 14 años representando el día en el que la Reina Juana de Castilla, Juana “la loca” para muchos y para otros muchos no tanto. Además de hija de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando y madre de 6 reyes siendo Carlos V el más aclamado de los reyes que ha tenido España. Tordesillas sabe que esa figura es para destacarla y darle su sito, ya que en su día quizá no se le dio…

Debates históricos aparte, nos centramos en la celebración que, a fin de cuentas es lo que nos gusta. ¡Es un planazo perfecto para una escapada en coche!

Como bien es sabido por todos, la ya Reina Juana de Castilla, se ganó el reconocimiento de “loca” cuando, tras la muerte de su esposo el Rey Felipe I de Castilla (Felipe El Hermoso) Juana encabezó una comitiva fúnebre interminable por todo el reino durante más de medio año. Su único objetivo era que el cadáver embalsamado de su marido, no acabara en manos de monjas o que el séquito flamenco se llevara el cuerpo a Bélgica. No quería desprenderse de él.

Fue a comienzos del año 1509 cuando Juana llegó a Tordesillas, junto al féretro de su marido y toda la comitiva fúnebre, sin saber que pasaría los próximos 46 años sin salir de ahí hasta la fecha de su muerte en el año 1555.

Tordesillas y sus alrededores tuvieron un papel importantísimo en la vida de los Reyes Católicos y en la vida de Juana.  Ese momento, fue uno de los más importantes en la historia de Tordesillas y, por ello, desde hace unos años la localidad trata de conmemorarlo ajustándose lo máximo posible a la realidad de la época.

Cada año, la mujer encargada de dar vida a Juana es una joven de 29 años de la localidad. La representación 2018 tiene lugar el sábado 3 de marzo a las 20:00h y durará hasta aproximadamente las 22:30h. Está dividida en simultáneas representaciones situadas en el casco histórico de la localidad como la entrada al pueblo de Juana junto a su padre Fernando el Católico, su hija Catalina y todo el séquito o las habladurías de las vecinas que están esperando el momento desde sus ventanas. ¡Media Castilla estaba aterrada con esta hazaña de Juana, no era para menos!

 ¡Un buen plan para disfrutar de un sábado histórico!