Sería estupendo poder viajar sin pensar en los gastos, que nos va a ocasionar esta actividad. Pero si no eres de esos afortunados, que se lo pueden permitir, no te desanimes ni renuncies a la idea de viajar.

A continuación, te ofrecemos unos cuantos trucos para ahorrar viajando, que te ayudarán a controlar los gastos. Aunque no lo creas, el ahorro de dinero puede ser muy considerable si los pones en práctica. ¡No renuncias a conocer ese destino que siempre has soñado!

  • Trucos para ahorrar viajando al elegir un buen billete de avión: seleccionar un vuelo con escalas, viajar en temporada baja, comprar el billete con bastante antelación, tomarte tu tiempo para comparar precios y controlar el exceso de equipaje, son algunos de los trucos que te pueden hacer ahorrar bastante dinero.
  • Trucos para ahorrar viajando al elegir el alojamiento: una vez más, debes ser previsor y tomarte tu tiempo para comparar precios y buscar descuentos y ofertas. Reservar con bastante antelación también puede abaratar el precio del alojamiento. Si viajas con un grupo de gente, alquilar una casa entre todos puede resultar una opción interesante y más barata que pagar cada uno una habitación. Por último, te puedes apuntar a la moda del “couchsurfing”. Puedes alojarte en la casa de alguien a cambio de ayudar en las tareas domésticas o realizando algún tipo de trabajo a cambio como limpiar, cuidar a los niños, etc.
  • Trucos para ahorrar viajando al seleccionar el medio de transporte en el que te vas a mover en el destino elegido: evita moverte en coche. En la medida de lo posible, utiliza el transporte público del lugar que visites. Anímate también a caminar. Sin duda, es la mejor manera de conocer y sentir un lugar.
  • Trucos para ahorrar viajando al encontrar ofertas culturales y visitas gratuitas: en todas las ciudades y destinos turísticos hay días en que multitud de museos, exposiciones, visitas guiadas… abren sus puertas al visitante de forma gratuita. Infórmate bien.

En definitiva, intégrate en la forma de vida del lugar, come en sitios baratos y autóctonos y empápate de la cultura y la forma de vivir de los habitantes de tu lugar de destino.