En época de vacaciones, hacer el equipaje siempre supone un quebradero de cabeza. Pensar en qué debemos llevar y de qué podemos prescindir siempre genera dudas.

Pero si hay algo que no puede faltar en nuestro equipaje es el neceser. Se trata de un pequeño bolso o estuche que podemos llevar en el equipaje de mano y con el que podemos  viajar tranquilos con todos los accesorios de higiene necesarios que pueden hacernos falta en cualquier momento.

En el caso de que viajemos en avión, deberemos preparar el neceser de viaje de forma meditada, seleccionando bien lo que vamos a introducir en su interior, para no tener problemas con las restricciones del equipaje de mano.

Una de las mayores dudas a la hora de preparar el neceser es, qué cantidad de líquidos podemos transportar si viajamos en avión. Medir las cantidades que exige la Ley en cuanto a los líquidos como gel o champú, y transportarlos en frascos pequeños que cumplan las exigencias, nos evitará el engorro de transportar botes grandes que ocupan mucho espacio. Estos frascos los puedes usar en general, siempre que vayas a preparar tu neceser de viaje, independientemente del medio de transporte en el que vayas a viajar. En todos los casos, ahorrarás espacio.

Otro truco para preparar tu neceser de viaje es que escojas un neceser fabricado con material transparente que permita ver el interior y localizar lo que necesitar de forma rápida.

Aprovecha las muestras de maquillaje, cremas o productos cosméticos que tengas por casa, para meterlos en tu neceser de viaje. Ocupan poco espacio y pueden ser muy útiles.

Para viajar tranquilo y seguro de que por mucho que se vuelque el neceser, no se va a derramar ningún líquido contenido en los botes que se encuentran dentro, precinta dichos botes con cinta aislante.

Si además tienes por casa pequeños botes o recipientes vacíos, como cajitas de caramelos, de medicamentos, etc. no dudes en utilizarlos para guardar horquillas, bastoncillos, gomas de pelo, u objetos de pequeño tamaño que debes transportar en tu neceser de viaje.

Además de todo esto, no olvides incluir un pequeño cepillo de pelo y un paquete de toallitas húmedas en tu neceser de viaje, las cuales te resultarán muy útiles para limpiarte si te encuentras en mitad de un viaje y no puedes acceder a un baño.

Por último, además de un neceser de viaje, no olvides incluir en tu equipaje un pequeño botiquín de viaje con los productos más básicos para solventar cualquier incidencia que pueda surgir.