Hacer un viaje en verano es algo muy común en época estival. No hay nada más gratificante que vivir esa maravillosa experiencia que supone viajar y alejarse de la rutina diaria.

Viajar tranquilo es necesario para poder desconectar y descansar. La preparación del equipaje en verano es uno de los puntos que hay que tener en cuenta y que hay que hacer de manera planificada para estar seguros de que contamos con todo lo que necesitamos durante nuestra escapada.

Preparar tu maleta en verano no tiene que suponer un quebradero de cabeza. Tan sólo hay que ser práctico, pensar cuántos días vamos a estar fuera de nuestro hogar y tener claro qué actividades vamos a realizar durante nuestras vacaciones.

A continuación te ofrecemos unos cuantos trucos para tu maleta de verano. Toma nota porque te pueden resultar muy útiles:

  • Piensa en los planes de día y en los planes de noche. Elije un atuendo por día y piensa en todas aquellas prendas que puedas repetir, para aligerar el equipaje.
  • Trata de llevar ropa que puedas combinar fácilmente para lograr varios estilos. Unos vaqueros los puedes usar de día, pero también para una cena de noche si los combinas con un cuerpo que vista más.
  • Vaqueros, camisetas y pantalones cortos son tres básicos que podrás combinar fácilmente.
  • No es posible llevarse todo. Debes escoger. No puedes llevarte cinco camisetas diferentes para cada día. Sé selectivo y escoge tus favoritas. Para viajar seguro de que no vas a tener problemas por exceso de equipaje, piensa con antelación lo que es primordial.
  • Para tu maleta de verano, no olvides preparar un neceser con los utensilios básicos de aseo que necesites. Productos como cremas protectoras, champú, gel o mascarilla, los puedes adquirir en tu lugar de destino.
  • En cuanto al calzado, dos o tres pares serán suficientes: uno de estilo más deportivo para el día a día, otro más vestido para ocasiones más formales y unas sandalias por si vas a la playa.
  • Coloca los objetos más duros en la parte de debajo de la maleta. Las prendas, más blandas, colócalas encima. Un truco para tu maleta de verano es guardar la ropa enrollada. Resulta muy efectivo para ganar espacio.
  • Un último truco para tu maleta de verano es que aproveches el hueco que queda dentro de los zapatos. Ahí puedes colocar ropa interior o, por ejemplo, calcetines.

Asegura un viaje sin incidentes con tu equipaje, teniendo en cuenta todos estos trucos para tu maleta de verano.