Aunque, en la actualidad no podemos librarlos de tener compañía, viajemos en la época del año que viajemos, elegir unas fechas menos atípicas que las habituales puede favorecer a que nuestro viaje sea más relajado que si lo hubiéramos hecho en otra época.

¿A qué nos estamos refiriendo con las fechas habituales? Seguro que ahora mismo estás pensando en Navidad, Julio, Julio y Semana Santa. Nos espaciamos durante el año si, pero el grueso del descanso se encuentra en esos meses. ¡Qué le vamos a hacer!

Pues bien, aunque tengamos que esperar todos los meses de más calor sin nuestras merecidas vacaciones, pensar que nosotros estaremos disfrutando cuando la mayoría de la sociedad española vuelva a plantar cara a la rutina, es un argumento más que motivador. ¡Es la leche! Así que tranquilidad, el verano pasa rápido. Además, disfrutar de la ciudad sin atascos también tiene su punto positivo…

¿Por qué no debemos arrepentirnos de haber elegido septiembre para nuestras vacaciones?

  • La temperatura es estupenda, no hace frío y tampoco demasiado calor.
  • Los alojamientos y billetes estarán más asequibles debido a que viaja menos gente.
  • Podrás visitar los monumentos sin hacer grandes colas.
  • Tendrás más tranquilidad que en otras fechas. Sobre todo, si el destino es de playa ya que los niños acaban de comenzar el cole.
  • Si lo tuyo son las verbenas de verano, todavía hay infinidad de localidades en fiestas. ¡Lo peor es sobrevivir a ellas!
  • Tendrás los puentes más cerca que los que han vuelto el 1 de septiembre jijiji. (Si, seguimos regodeándonos de los que trabajan antes).
  • La luz de septiembre, si tu destino es de montaña, los colores comienzan a anaranjarse… esa belleza, ¡no tiene precio! Para muchos, es preferible a la de la primavera. ¿Con cuán te quedas?

En definitiva, vayas donde vayas, te asegurarás de poder relajarte disfrutando de tu alrededor, pero, no olvides contratar un seguro de viaje si vas a cruzar el charco o similar. ¡Nunca se sabe! Porque hay menos gente no tiene porqué no pasar algo no esperado… ya sabes.