Extremadura es tierra de dehesa, de toro bravo y de buenos cerdos ibéricos. Por no hablar de la belleza de sus pueblos, sus quesos y su carne de caza. La provincia de Cáceres puede presumir de ser la madre de uno de los ecosistemas más únicos y privilegiados del mundo, la Dehesa Ibérica. Un paraíso natural que entre unos y otros nos estamos “empeñando” en destruir. La dehesa se alimenta del toro bravo y viceversa, pero eso es otro debate y no somos quien para tratarlo aquí.

Vamos al kit de la cuestión, algo en lo que todos los aquí presentes estamos de acuerdo, ¡la gastronomía de Cáceres es una de las locomotoras de España por todo el mundo! Nos explicamos, el jamón ibérico de bellota es la joya de la corona de España, es el alimento más único, exclusivo y sabroso que, por mucho que pretendan imitar, nunca jamás será igual. Señores, la dehesa no puede imitarse en ningún otro país. ¡Presumamos de ello! Y ese ecosistema, únicamente se encuentra en Cáceres.

Pero, además del jamón, nos vamos a homenajear con recetas como:

  • La torta del Casar es uno de los quesos de mayor prestigio de toda España. Es típico de la localidad Casar de Cáceres. ¡Todo un manjar digno de untar!
  • Zorongollo: se trata de una ensalada de pimientos asados, tomates, aceite y ajo. Ni más ni menos, ¡un manjar! Las cosas sencillas son siempre las mejores.
  • Manteca Colorá, aquí no nos andamos con “chiquitas”, aunque hay quien defiende que es típico andaluz, nosotros nos preguntamos, ¿qué más da? Lo verdaderamente importante es que es un manjar, contundente sí, pero luego nos iremos a caminar…

Y TENDREMOS UN BUEN SEGURO DE SALUD POR SI ACASO jijijij

  • Patatera o cualquier embutido. ¡Esto es otro cantar! Concretamente la patatera es una mezcla entre carne de cerdo ibérico, patata y pimentón, ¡sin palabras!
  • Judías carillas, aunque más pequeñas d elo habitual, un estofado con estas judías es un verdadero placer.

¿Habrá alguna comida típica light en Cáceres? ¡Tomémoslo con humor! (Y con apetito)

  • Aunque las migas extremeñas son típicas de toda la comunidad, no podíamos no mencionarlas, mucho más cuando se acercan los meses más fríos. Unas migas, buen vino y mejor compañía, ¡no existe mejor plan!

¡Qué aproveche!