La Navidad ya está a la vuelta de la esquina, y muchos ya estamos pensando en la decoración, las compras, pero, sobre todo, los papás están ya pensando en las actividades de ocio para hacer con los peques en estas fechas. Y es que las vacaciones de los niños suponen para muchas familias un quebradero de cabeza.

Uno de los planes elegidos cada vez por más gente es el de hacer un viaje en familia fuera y dentro del país, para celebrar la Navidad de manera diferente y divertida, porque las fiestas están para disfrutarlas.

Si estas falto de ideas, te proponemos una serie de planes para que disfruten grandes y pequeños.

Madrid

Si vas a viajar a Madrid y no sabes qué hacer, la capital de España y las localidades cercanas ofrecen un sinfín de planes. Para empezar, en el centro tienes que visitar la Plaza Mayor con sus clásicas casetas, o el Belén de la Comunidad de Madrid que se pone en su sede en la Puerta del Sol, el famoso edificio del reloj que da las campanadas cada 31 de diciembre.

A los niños les encantará Cortylandia, el espectáculo musical que prepara cada año El Corte Inglés de Preciados y del que hace hasta 7 y 8 pases diarios. Muy cerca, podéis visitar el museo del ratoncito Perez, donde está la auténtica casa de este roedor. Justo en esa misma zona podréis tomar el mejor y más famoso chocolate con churros de Madrid para reponer fuerzas, en “San Ginés”.

Además, el Ayuntamiento de Madrid pone a disposición de todos los vecinos y visitantes “Naviluz”, un autobús que recorre las calles de Madrid mientras ves la iluminación de las calles. Y si de luces va la cosa, este año la Capital cuenta con un estreno, el Real Jardín Botánico de Madrid abrirá sus puertas todas las noches del 19 de noviembre al 6 de enero ofreciendo un paseo muy especial. El proyecto “Christmas Garden” (Jardín de Navidad) – ya famoso en Inglaterra llamado “Christmas en Kew”- transforma el jardín, por primera vez, en un paisaje de cuento de hadas con luces navideñas y originales figuras de luz que hacen resaltar de forma sorprendente la increíble flora que alberga el Botánico.

Tampoco puedes olvidarte de sus musicales, como “Anastasia”, “el Rey León” o “Billy Elliot”, que están arrasando, además de sus numerosos museos, que incluso ofrecen planes especiales para niños como el Museo de Ciencias Naturales, el Museo Arqueológico Nacional o el Museo Nacional de Antropología. Los clubes de fútbol de la capital, El Real Madrid, y el Atlético de Madrid, también cuentan con sus propios Museos y tours que encantarán a los pequeños aficionados de la casa, y a los mayores también.

A tan sólo 22 Km. de la ciudad de Madrid, se encuentra Torrejón de Ardoz que organiza la mayor fiesta de la Navidad de España, ya que monta un auténtico parque temático. Además, esta localidad madrileña cuenta con el Parque Europa que muestra a todos sus visitantes representaciones de los monumentos más emblemáticos de numerosos países europeos. A la vez que caminan entre especies vegetales, podrán descubrir los sellos de identidad de cada país a escala.

Otro lugar que sin duda hará las delicias de los niños muy cerca de Madrid, en San Sebastián de los Reyes, es Micrópolix. Seguro que les encanta jugar a ser médicos, policías, cocineros... en esta ciudad en miniatura para niños, donde ellos se sentirán mayores, podrán desempeñar todas las profesiones que quieran.

Teruel

¿Tu hijo es fanático de los dinosaurios? Pues ya tienes destino. En la provincia de Teruel se encuentra Dinópolis, una enorme extensión de espacio que muestra a los más pequeños las curiosidades de los dinosaurios. Está formado por un gran parque central en Teruel y siete centros más en siete localidades de la provincia, donde se combina ciencia y diversión para que los más pequeños vivan de cerca el fascinante mundo de los dinosaurios.

Un recorrido de 4.500 millones de años en el que escucharán los primeros latidos del corazón de la Tierra, descubrirán cómo surgió la vida y sobre todo los dinosaurios.

Te preguntarás que tiene de especial Teruel, pues resulta que descubrimientos tan importantes como Aragosaurus, el primer dinosaurio español, fue encontrado en la localidad de Galve o el hallazgo en Riodeva de Turiasaurus riodevensis, el dinosaurio más grande de Europa y uno de los mayores del planeta, entre otros ejemplos, han conseguido que la provincia de Teruel se haya ganado a pulso un lugar privilegiado en el mapa mundial de la Paleontología.

Sierra Nevada

Si lo que buscas es una Blanca Navidad, puedes ir a esquiar con toda la familia a la provincia de Granada. No sólo disfrutareis del deporte, sino que hay un montón de actividades para niños y mayores para Navidad. Desde cine, talleres infantiles, conciertos… hasta Papá Noel y Los Reyes Magos visitarán las pistas de esquí para ver a los peques de la casa.

Disfruta por el día del esquí, y después acude al après-ski, o relájate junto a la chimenea después de la jornada.

París

París es conocida como la ciudad del amor y de la luz. Este destino te encantará en cualquier época del año y en Navidad está especialmente bonita, pero si tus hijos sueñan con una mágica Navidad, hay un lugar de cuento que hará sus sueños realidad. Sí, estamos hablando del parque Disneyland París.

A su ambiente ya de por si mágico y festivo, se le suma la decoración navideña que inunda todas las calles del parque con sus cabalgatas y sus espectáculos nocturnos. En sus dos parques, pequeños y mayores disfrutarán de la compañía de los personajes Disney y de sus muchas atracciones. Además, si os alojáis en un hotel del complejo, recordad pedir una suite decorada especialmente para estas fiestas.

Zurich

Si nunca habías pensando que Suiza podía ser un destino navideño, es porque no se te había ocurrido pensar en Zurich. Esta ciudad es un maravilloso destino para viajar con los niños en Navidad, ya que ofrece a los más pequeños múltiples posibilidades de diversión.

Empezando por los villancicos cantados sobre un árbol de Navidad gigante (Singing Christmas Tree). Desde hace 20 años, durante el Adviento, distintos coros locales de Zúrich, integrados tanto por niños como por adultos, así como por profesionales o aficionados a la música, entonan villancicos conocidos o creados especialmente para hacer más amena la espera hasta la celebración oficial de la Navidad. Lo hacen sobre un escenario que se sitúa en la actualidad en una de las plazas más próximas a la estación de tren (Werdmühleplatz), se levanta una estructura con forma de árbol en la que cada miembro del coro ocupa un puesto, ataviado con una prenda de abrigo verde y un gorro y bufanda rojos para imitar la apariencia navideña de este «árbol cantor».

Pasando por las pistas de hielo y los mercadillos navideños, son las principales señas de identidad de la ciudad en esta época del año. Además de su famoso chocolate y el queso suizo, dos manjares típicos que encontrarás en las tradicionales casetas de madera de los mercados.

Zúrich cuenta además con un ferrocarril llamado Marlitram, que adquiere un gran protagonismo en Navidad pues lo conduce el mismísimo Papá Noel, encargado de amenizar con los ángeles como revisores. Otro gran atractivo para los niños es visitar la ciudad de los elfos (Elfendorfli), donde podrán adentrarse en sus cabañas para jugar.