El blog de los seguros de El Corte Inglés

¿Qué es el agua micelar y para qué sirve?

¿Qué es el agua micelar y para qué sirve? Vida Saludable

Hace unos años, esta solución se hizo famosa y ahora se ha convertido en un producto estrella indispensable en el cuidado diario de la piel de muchas personas.

El agua micelar es una solución líquida de moléculas dispuestas en micelas con una estructura bipolar, lo que significa que atraen y repelen el agua al mismo tiempo. De esta forma, puede realizar una función de limpieza y eliminar la suciedad.

La principal razón de la popularidad de este producto es la comodidad que proporciona. Lo mejor del agua micelar es que además de su finalidad principal de desmaquillar, también tiene múltiples funciones (limpiadoras, hidratantes, tonificantes, etc.) en un solo producto.

 

Sus características están compuestas principalmente por agua pura y soluciones acuosas (como pepino, manzanilla o agua de rosas, por nombrar algunas), las cuales serán seleccionadas en función de las características a obtener.

¿Qué son las micelas?

La micela es una estructura compleja de tensioactivos no iónicos suaves (es decir, agentes de limpieza) en forma de microesferas invisibles.

Las micelas tienen dos polos:

-Poste hidrofílico soluble en agua.

-Extremadamente lipofílico, puede capturar grasas incompatibles con el agua.

 

Esta doble afinidad les permite atraer diversas impurezas y depositarlas sobre el algodón, eliminando así residuos externos como cosméticos o impurezas relacionadas con la contaminación atmosférica. Además, arrastran impurezas relacionadas con las funciones naturales de la piel (sebo, sudoración, eliminación de células muertas ...).

Lo mejor del agua micelar es que es muy tolerada, por lo que se puede utilizar en cualquier tipo de piel. Además, existen diferentes fórmulas adecuadas para la piel, que requieren de cuidados más específicos.

 

¿Cuáles son los principales beneficios?

La fórmula de agua micelar puede limpiar la piel sin irritarla. No necesita aclarado, y está matizado, hidratado y fresco sin dejar sensación de tirantez o sequedad. Por otro lado, usarlo antes del maquillaje puede mejorar su forma.

Su uso no supone ningún tipo de riesgo para la piel ni los ojos.

 

¿Cómo usar el agua micelar?

Ya conocemos todas las características de esta solución líquida, y ahora te contamos cómo utilizarla:

 

1. Este es el único producto que necesita

En principio, no es necesario utilizar otros productos. El agua micelar se puede utilizar para desmaquillar el rostro, ojos y labios, y no necesita enjuague porque su fórmula puede limpiar y tonificar al mismo tiempo. Por su alta fuerza de arrastre sin frotar, se puede utilizar en la zona de los ojos porque tiene el mayor respeto y es muy atractivo para los residuos de grasa.

Sí, dependiendo de la cantidad de residuos a eliminar tendremos que utilizarlo una o más veces.

Si tenemos la piel sensible, o queremos aumentar el efecto calmante y suavizante, entonces podemos evaporar el agua termal, pero esto será parte del tratamiento intensivo, porque por sí solo, es suficiente si está debidamente formulado.

 

2. Olvídese de quitarse el maquillaje.

Al quitar el maquillaje, tendemos a frotar algodón sobre nuestra piel con una fricción excesiva, como si estuviéramos limpiando platos.

Es importante saber que debido al principio de funcionamiento de las micelas, no es necesario arrastrar algodón al rostro. Las propias micelas pueden capturar el exceso de suciedad, cosméticos y sebo con solo entrar en contacto con la piel. Parece ser un imán.

 

3. En este caso, mejor

Es importante que el producto sea generoso para que funcione bien, por lo que el algodón debe estar impregnado de la manera correcta para que no haya necesidad de fricción adicional o que el agua se escurra de la piel.

 

4. Desmaquillarse de forma ordenada

Aunque el agua micelar es apta para todas las zonas del rostro, es importante seguir el orden. Nuestra sugerencia: Comience con una presión suave en el área de los ojos y luego deslice el paño de algodón desde el conducto lagrimal hasta el párpado superior del párpado (use un paño de algodón para cada ojo para evitar la contaminación entre los ojos).

A continuación, retire el maquillaje desde la raíz hasta el final de las pestañas. Usa otro disco de algodón para quitar el maquillaje de los labios y deja que el producto actúe un rato para quitar mejor y suavemente la barra de labios. Finalmente, presione suavemente y arrastre para quitar el maquillaje desde el centro hasta las puntas del rostro. De esta forma se abren las micelas, y hacemos que entren en contacto con el residuo tanto como sea posible y las rodeamos, y luego son retiradas por la solución micelar restante.

Si nos sobra delineador o rímel, podemos poner un poco de agua micelar en el hisopo de algodón y rotarlo suavemente para que pase por estas zonas con suavidad: más eficaz y más respetuoso con nuestra piel y pestañas.

 

5. Toda piel tiene agua micelar

Como producto limpiador, el agua micelar es apta para todo tipo de pieles. Luego, por supuesto, habrá diferentes fórmulas, porque dependiendo del tipo de elementos limpiadores y principios activos que también pueden aportar propiedades de cuidado de la piel (calmantes, suavizantes, hidratantes o reguladores del sebo, etc.), pueden tener una cierta tendencia. Para un tipo de piel u otro.

Generalmente, la mayoría de ellos son aptos para todo tipo de pieles, incluso diseñados y ajustados para pieles sensibles, porque solo necesitan muy poca resistencia para lograr un efecto limpiador, y pueden reponer activos hidratantes, calmantes, suavizantes o descongestionantes.

 

Entonces, ¿qué haremos?

Para completar nuestro procedimiento de belleza, podemos usar papel tisú triangular doblado para secarlo, primero aplicarlo en un lado del rostro, luego darle la vuelta y aplicarlo en el otro lado. De esta forma, podemos completar la limpieza correctamente.

 

Hay que tener en cuenta que una piel perfectamente limpia absorberá mejor los productos de cuidado, por lo que una piel limpia aumentará la absorción y eficacia de la crema, dando como resultado mejores resultados y menos productos.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.