Para lograr una buena salud laboral y combatir el estrés que puede producir nuestra jornada de trabajo, existen multitud de actividades que podemos realizar. Curiosamente, entre ellas, aprender a relajarse con mándalas cuando salgas de trabajar.

Los mandalas son dibujos geométricos procedentes de la India. El término significa “círculo” o “disco” y las figuras representan el orden del universo, el equilibrio, la totalidad.

En los últimos años, esta técnica de relajación oriental ha ido ganando muchos adeptos. Cada vez son más las personas que se apuntan a la práctica de relajación a través de mandalas.

Si quieres combatir el estrés laboral a través de los mandalas, toma nota de cómo estos dibujos geométricos te pueden ayudar:

  • Los mandalas son creados en fondos blancos, con trazos en negro que dibujan siluetas y figuras geométricas en forma circular. El objetivo es que estos motivos sean coloreados.
  • Los puedes obtener de forma muy fácil. Existen centros especializados en técnicas de relajación oriental que venden cuadernos, a modo de los cuadernos para colorear que usan los niños, que ofrecen todo un catálogo de diferentes mandalas de distintos tamaños y formas geométricas ubicadas en el interior del círculo, las cuales pueden ser pintadas por cualquiera. También puedes descargarte a través de Internet mandalas para, posteriormente, pintarlas.
  • Pintar mandalas puede ayudarte a mejorar tu salud laboral, ya que ayuda a reducir e incluso eliminar el estrés. Cuando el cerebro se concentra en formas circulares, unifica sus hemisferios y la mente entra en equilibrio.
  • Pintar mandalas ayuda a relajarse porque libera pensamientos que son negativos y distrae la mente en una actividad placentera y creativa.
  • Los mandalas pueden ser pintados a tu gusto. No hay reglas. Se trata de coger los lápices de colores y potenciar tu creatividad. Es un modo de autodescubrimiento y de concentración que ofrece resultados sorprendentes.
  • Mediante los mandalas, potenciamos nuestra capacidad de concentración y desconectamos de la rutina laboral. Es una forma de hacer que nuestra mente pare y descanse para recargar energía.
  • Relajarse con mandalas no sólo tiene por qué consistir en pintarlos. Hay personas que se relajan observándolos e incluso construyéndolos.

La técnica de pintura de mandalas es libre: puedes usar acuarelas, rotuladores, ceras, etc. Lo importante es que a través de estos colores, te liberes de la energía negativa.

Relájate con mandalas después del trabajo, escogiendo un lugar tranquilo y silencioso en el que puedas pintar de manera cómoda. Una música de fondo que suene relajante, será la compañera perfecta para esta actividad que te ayudará a proteger tu salud laboral, al liberar el estrés acumulado.