Una persona persuasiva en el trabajo es esa que, sin que te des cuenta, convence a los demás para que adapten su forma de proceder o de pensar a su conveniencia. Conocer las características de las personas persuasivas te permite imitar una serie de conductas que te ayudarán a impulsar tu carrera profesional y, en ocasiones, a labrarte un reconocimiento como profesional.

La persuasión puede hacerte sentir más seguridad en el trabajo. Esto es así porque, bien aplicada,  permite ejercer una gran influencia que haga que tus compañeros o jefes te muestren un mayor apoyo y reconocimiento en cualquier tarea que realices o en cualquier decisión que tomes.

Pero lograr ser una persona persuasiva dentro del entorno laboral no es fácil. Para ello, debes contar con una serie de características en tu forma de ser y de actuar.

6 características de las personas persuasivas en el entorno laboral

A continuación, te mostramos cuáles son las más destacadas características de las personas persuasivas en el entorno laboral:

  • Seguridad: una persona persuasiva debe mostrar seguridad en sus exposiciones y en sus decisiones. Sólo así logrará convencer al resto de que su proceder es correcto.
  • Saben escuchar: una persona persuasiva nunca impone. Escucha, entiende a su interlocutor, analiza su exposición y se crea un nuevo punto de vista con las aportaciones que le hayan parecido más positivas; así como le rebate con argumentos aquellos puntos en los que pueda no estar de acuerdo.
  • Facilidad de palabra: la persuasión es todo un arte. Sería imposible aplicarla si no hablásemos de manera correcta. La comunicación debe ser clara, fluida y convincente.
  • Psicología: es importante entender los sentimientos, las formas de pensar y los motivos por los cuales otras personas actúan de una manera u otra; no se puede entender el punto de vista de una persona si antes no hemos empatizado con ella. Conocerlo, es fundamental para hacerle entender por qué su posición merece un giro.
  • Sentido del humor: es una buena arma y una de las más comunes características de las personas persuasivas en el entorno laboral. Con el sentido del humor, no sólo mejoras tu salud laboral, logrando a través de él un mejor ambiente en el trabajo; sino que además consigues aprender a relativizar los posibles conflictos y a crear un ambiente distendido que favorezca que el resto de compañeros se sientan a gusto en tu compañía.
  • Credibilidad. Para persuadir a otra persona para que modifique su punto de vista sobre una acción o parecer, debes resultar creíble en tus argumentos. De no ser así, tu poder de convicción flaqueará considerablemente.

Conocer esta serie de características de las personas persuasivas no sólo te ayudará a desarrollarlas en tu propia persona, si así lo deseas, sino que también te permitirá detectarlas en otros compañeros que, quizás, estén intentando manipularte a través de sus artes de persuasión para hacer algo que, en realidad, no sea positivo para tu persona o tu carrera. Por lo tanto, este conocimiento es una buena vía para protegerte en tu entorno laboral frente a situaciones en las que puedes verte involucrado de manera injusta; como puede ser realizar tareas que no te corresponden o apoyar la decisión de alguien que se ha equivocado. Todo porque te hayan convencido a través de su poder de persuasión.