Decimos eso porque ahora nos resulta mucho más fácil acudir a una farmacia para comprar aquello que necesitamos, sea con receta médica o sin ella, sin pensar que seguramente, en la mayoría de los casos, ese producto químico que acabamos de comprar está compuesto por plantas. ¿Por qué no utilizar las plantas directamente? ¿No será mejor para nuestra salud? Ahora hablamos de “remedidos de la abuela” pero, si seguimos siendo así de cómodos, dentro de unas generaciones, este concepto ya no existirá porque las abuelas, ¡no sabrán nada! ¿Imaginas una abuela sin remedios? No, por dios, eso nunca puede llegar a pasar.

Para evitarlo, vamos a hablar de 5 plantas, las más habituales. ¡Nunca olvides esto! Las generaciones venideras, tarde o temprano lo agradecerán, mucho más ahora que estamos volviendo a confiar en la tierra y en nuestros orígenes.

  • Menta: ideal para aliviar la congestión nasal, también es una de las plantas más utilizadas para aliños en cocina junto, por ejemplo , al romero o la hierbabuena. Respirar agua hervida con menta alivia mucho y nos ayuda a respirar cuando estamos con gripe.
  • Manzanilla: ¡un clásico! ¿Quién no ha tomado alguna vez una infusión de manzanilla cuando siente indisposición estomacal? Ayuda a “asentar” el cuerpo y nos hace sentir mejor. Por ejemplo, cuando vomitamos en exceso debido a algún virus
  • Salvia: ayuda a cicatrizar heridas y a eliminar infecciones en la piel así como a hacer desaparecer las bacterias. Es muy fácil encontrarla en el mercado en diferentes formatos.
  • Diente de León: ideal para limpiar el organismo. Suele tomarse a través de infusiones. Ayuda a eliminar toxinas, limpiar el hígado y uno de sus efectos es que logras adelgazar. ¿Algo negativo? No, no lo tiene.
  • Valeriana: una de las plantas medicinales más recomendadas para disminuir el estrés o la ansiedad. Ayuda a relajarnos y a conciliar el sueño de forma natural.

Si no sabes como utilizarlas puedes consultar en tu herboristería más cercana y tu doctor de confianza también podrá asesorarte.

¿Tienes un seguro de salud? Calcula lo que pagarías con tu nueva compañía aquí.