¿Será esta la clave de la eterna felicidad? Ojalá supiéramos generar dopamina por doquier… O… quizá, para valorar más los momentos agradables debemos saber vivir con otros menos agradables, ¿no? Nosotros creemos que sí, es necesario todo en su justa medida.

Aun así, existen algunas formas de aumentar los niveles de dopamina siempre de forma natural por supuesto, no tiene sentido que sea de forma artificial (a menos que nos lo prescriba un médico o psiquiatra, toquemos madera).

Relacionada con el bienestar y la motivación, la dopamina es un elemento fundamental y necesario para nuestra salud física y mental. La carencia de este compuesto, puede derivar en estados de ánimo relacionados con la falta de atención, motivación y consiguiente depresión. Entonces, casi seguro que necesitarás de la ayuda de terceros…

 ¿Cómo podemos contribuir a generar más dopamina de forma natural?

  • Deberemos hacer todo lo posible por evitar determinados comportamientos adictivos que solo nos dan satisfacción durante unos minutos. Por ejemplo, comer chucherías o grasas saturadas en exceso, al principio sentirás placer, luego remordimientos. Drogas, alcohol, tabaco… ¡Ojo! Mucho cuidado con las redes sociales… ¡Crean verdadera adicción!
  • Comer alimentos saludables para nuestro cerebro. Aunque no lo creas, una dieta sana y libre de grasas favorecerá tu salud psíquica. La tirosina, es un aminoácido que favorece a la producción de dopamina. ¿En qué alimentos se encuentra? Almendras, aguacates, plátano, chocolate, té verde… Eso sí, nunca en exceso. ¡Qué nos conocemos!
  • La importancia de las listas: tener consciencia de que estamos realizando todas las tareas que nos proponemos, mejorará nuestro estado de ánimo, nos sentiremos útiles. Recompensa cotidiana: ¡podemos con todo! Esto aumentará nuestros niveles de dopamina.
  • Dedicación: involucrémonos en algo que nos haga sumamente felices y que sea tan cotidiano que nunca hacemos. Dar un gran paseo, pasar un rato con nosotros mismos… Este punto está directamente relacionado con la práctica de ejercicio, como sea, aunque sea caminar un poco al día, es muy necesario para liberar las malas energías y hacer que la dopamina fluya. Sobre todo, cuando saltemos la barrera de la pereza.
  • Realiza un día détox una vez al mes. Se trata de desayunar comer y cenar lo mismo, por ejemplo, pechuga de pavo y piña y merendar y almorzar algo también tipo yogurt natural y un puñadito de nueces. A su vez, ingeriremos mucho líquido. Una jornada así hará que nuestro organismo se limpie.
  • Practica pilates y meditación, quizá una cosa lleva a la otra, ¡es una auténtica maravilla! Además, ayudará a tener nuestro vientre en forma, ¿qué más queremos?

En definitiva, haz aquello que te haga feliz o, al menos, pon todo lo que puedas de tu parte para intentarlo. La felicidad es un hábito, no te llegará sentad@ en el sofá…

Be happy!