Cómo evitar las estrías durante el embarazo, es una de las obsesiones que casi todas las futuras madres tienen, además de, claro está, cuidar de la salud de su bebé.

Las estrías son roturas de la piel que se producen cuando ésta se estira, hecho que en el embarazo tiene lugar de una manera muy pronunciada, sobre todo en la zona de la barriga. Toman forma de grietas blanquecinas, que resultan antiestéticas y suelen aparecer en caderas, pechos y tripa.

Nueve de cada diez embarazadas, que no han puesto cuidado en esta cuestión durante la gestación del feto, sufren el problema de la aparición de estrías.

Si no quieres ser una de ellas y deseas saber cómo evitar las estrías durante el embarazo, a continuación, te mostramos varios consejos que puedes seguir y que te resultarán de gran utilidad:

  • Durante el embarazo la piel se reseca con más facilidad. Esto hace que pierda elasticidad. Por ello es muy importante que mantengas tu piel bien hidratada todos los días.
  • En la medida en la que tus circunstancias lo permitan, realiza ejercicio físico para tonificar tus músculos. Esto ayudará a que tu piel resista mejor su estiramiento.
  • Bebe mucha agua cada día. El agua hidrata la piel además de ser fundamental para el correcto funcionamiento de todo nuestro organismo.
  • Hay cremas anti estrías que pueden ayudar mucho a prevenir la aparición de estas molestas grietas de la piel. Estas cremas ayudan a la generación de colágeno en la piel, lo cual favorece a que mantenga su elasticidad, además de que son cremas reparadoras de la piel dañada.
  • Los masajes en la piel hacen que ésta mantenga su elasticidad y resista mejor el estiramiento que sufre durante el embarazo.

Aplica todos estos cuidados de la piel antes y después del embarazo. Con ello prepararás a la piel antes de que comience a estirar y cuidarás de ella una vez nacido el bebé. Piensa que muchas veces las estrías aparecen tras el parto.

El último de los consejos que te queremos ofrecer a la hora de saber cómo evitar las estrías durante el embarazo, es que cuides la dieta y el peso a lo largo de toda la gestación. Un peso excesivo es perjudicial para la salud además de que provoca un estiramiento mayor de la piel. Además, existen alimentos que ayudan a la producción de colágeno y a que nuestra piel se mantenga más elástica. Son los ricos en magnesio, así como en vitamina A, E y C (frutas, verduras, cereales, pescados y lácteos).