¿Cómo mantenernos así todo el año?

Que la rutina no nos debilite nuestra fuerza mental es bastante difícil. El cansancio físico se repara descansando, pero el cansancio mental, necesita algo más de cuidados y tiempo. Para no llegar a Navidad con altos niveles de cansancio (en ocasiones derivado en ansiedad o desazón), podemos llevar a cabo los siguientes consejos para cuidar nuestro cerebro.

También es invertir en salud y muchas veces lo olvidamos… ¿Qué acciones debemos llevar a cabo para mantener a nuestro cerebro en plena forma? No debemos dejar de…

  • Mantenernos en buena forma física

Cuerpo sano es sinónimo de mente sana. No estamos diciendo que salgas a correr cada día 10 kilómetros, cada uno debe poner sus límites, sino que andes y cambies tus rutinas diarias para tratar de moverte más. Subir escaleras en lugar de elegir el ascensor es una muy buena idea… Pero, sin duda, la mejor actividad es caminar.

  • Nunca dejes de aprender. ¡Mantén el cerebro activo!

¿Sabías que el cerebro es el único órgano rejuvenece cuanto más lo trabajas? ¡Apasionante! Lee, haz sudokus o lo que más te motive, pero haz algo. No le lleves a un lento y tedioso sedentarismo. Si al principio te cuesta, no debes preocuparte, conforme lo ejercites te irá pidiendo más.

Practicar algún tipo de meditación durante unos minutos al día es muy enriquecedor para el cerebro y, además, ayudará a mejorar nuestra concentración y atención.

  • Mantén tu agenda social al día.

Sal, relaciónate y crea experiencias con las personas que quieres. Evita quedarte en casa pegad@ a la tv. ¡Cualquier cosa menos eso!

Por último, el tip anterior nos lleva irremediablemente al siguiente

  • ¡Ríe! La risa es fuente de salud y bienestar también para el cerebro.

Si a todo ello, le sumas una revisión con tu médico de cabecera cada x meses, ¡serás casi inmortal!

Por cierto, si estás pensando en renovar, cambiar o hacer tu primero seguro de salud, no dudes en pedirnos ayuda pinchando aquí, es sencillo y gratis.