El físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico británico, al que muchos consideran como el sucesor de Albert Einstein ha sigo un genio hasta para “elegir” la fecha de su muerte. 14 de marzo, fecha en la que cumpliría años el mismísimo Albert Einstein y Día del Número Pi (3,1416). ¡Pero eso no es todo! Para más inri, Stephen nació el mismo día que se celebraba el 300 aniversario de la muerte de Galileo Galilei. Ahí queda eso… Su vida en sí ha sido para reseñarla de principio a fin. Hoy, le homenajeamos apuntando algunas ligeras pinceladas sobre su figura.

  • En 1963, a la edad de 21 años, le diagnosticaron Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), enfermedad considerada hoy en día dentro del grupo de las “enfermedades raras” cuyo diagnóstico supone una esperanza de vida máxima de 5 años. ¡Hawking estuvo 52! Desafiando a la ciencia en todos los sentidos…
  • A esa edad ya se sentía atraído por saber “cómo funcionan las cosas”.
  • Se casó 2 veces y tuvo 3 hijos.
  • Revolucionó la física con sus teorías del espacio – tiempo, el Big Bang y la radiación de los agujeros negros reflejándolo en la obra que le llevó a la fama mundial: “Breve Historia del Tiempo”, 1988.
  • Una de sus sentencias más reconocidas en relación a la teoría del Big Bang fue: “preguntar qué ocurrió antes del Big Bang es cómo preguntar qué hay más al sur del Polo Sur”.
  • No ha dudado en participar en series televisivas como “The Big Bang Theory” o Star Trek.
  • Su coeficiente de 160 puntos lo posiciona como una de las 10 personas más inteligentes del mundo (no nos cabe duda).
  • Desarrolló una forma de comunicarse a través de uno de los pocos músculos que podía mover situado bajo el ojo. A través de ese movimiento accionaba un sintetizador de voz. ¡Pura supervivencia! Posiblemente disfrutaba más de la vida ya que tenía la amenaza de la muerte más presente en su día a día.

Dentro de siglos, cuando el ser humano viva en otro planeta, seguramente siga recordando su legado. Nosotros nunca llegaremos a ser conscientes del gran alcance y envergadura que han tenido sus obras y adelantos científicos para el progreso de la humanidad. Gracias por tanto.