Todavía la ciencia no la logrado ahondar en las profundidades de nuestro cerebro para descubrir el origen de esta enfermedad. ¡Aunque estamos seguros de que lo hará! Si la demencia es un concepto general que explica la pérdida de habilidades como la memoria, el Alzheimer supone un 80% de los casos de demencia. Se trata de una enfermedad basada en la degeneración de las células nerviosas del cerebro y una progresiva disminución de la mase cerebral. Todo esto se manifiesta en situaciones como: pérdida de memoria, desorientación temporal y espacial o deterioro intelectual y personal. Empeorando todas con el tiempo.

Aunque la enfermedad afecta de una manera u otra dependiendo de la persona, si existen algunas pautas comunes que han ayudado a los especialistas a poder dividir el proceso en tres grandes fases o etapas.

  • Fase leve: se presenta durante los tres primeros años más o menos. La pérdida paulatina de memoria suele ser uno de los primeros síntomas, sobre todo de sucesos recientes. También disminuye la percepción del  medio ambiente y pueden darse episodios de desorientación espacial. Por ejemplo, ir a un sitio y no saber volver. El sujeto comienza a sentir más fatiga y menos concentración empeorando también su estado de ánimo con cambios bruscos de humor.
  • Fase moderada: la pérdida de memoria se hace más notoria y aparecen otros síntomas más preocupantes como, por ejemplo, problemas con el lenguaje o con funciones aprendidas. También el sujeto comienza a no reconocer a las personas cercanas aunque, en ocasiones, si lo hace y pueden aparecer trastornos de tipo psicótico, por ejemplo, el sujeto escucha ruidos. Estos síntomas comienzan a empeorar a pasos agigantados en unos casos y de forma más lenta en otros. Se requiere mayor dependencia respecto al cuidador.
  • Fase grave o severa: todo lo anterior se manifiesta en su máxima expresión aumentando también la rigidez muscular, cambios de postura, temblores y crisis epilépticas.  El enfermo ya no reconoce a nadie, es 100% dependiente y muestra total apatía. El fin de esta etapa se presenta en la cama con alimentación asistida… ¡Cual bebés! Ojalá algún día esta enfermedad tenga cura o, al menos, logre frenarse…

Cabe señalar al respecto la diversidad de opiniones sobre si el término se escribe Alzheimer o alzhéimer, siendo la primera acepción la más utilizada.

Si reconoces en alguien cercano cualquiera de estos síntomas, no dudes en llamar al seguro médico para que le hagan una exploración profunda.