Existe una frase, atribuida al sabio chino Confucio, que encierra el sueño de todas aquellas personas que buscan un trabajo con el que ganarse la vida: “Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”.

Cuando se habla de salud laboral, se hace mención a diversos aspectos que rodean a un empleado y de los cuales depende su bienestar: el espacio en el que trabaja, las condiciones ambientales y físicas, el volumen de trabajo, la relación con el resto de sus compañeros y la carga de estrés que tiene que soportar.

Cualquier tarea que tengamos que realizar que no resulte de nuestro agrado se tornará en aburrida y pesada y la asumiremos como una carga que estamos obligados a soportar. Nuestro estrés laboral aumentará y nuestra desmotivación también.

Las ventajas de realizar un trabajo que te guste son infinitas, sobre todo porque tenemos en cuenta que hablamos de una actividad que ocupa gran parte de nuestro tiempo:

  •  Normalmente comprendemos como hobby aquella actividad que realizamos por placer, porque nos gusta. El trabajo es entendido, sin embargo, como aquella actividad que estamos obligados a realizar para poder mantener nuestros gastos diarios. Si logras elegir un trabajo que te guste, esa actividad que realizas por obligación se convertirá en un hobby.
  • Todos hemos experimentado la sensación de libertad que produce ocupar nuestro tiempo libre con ese hobby que nos encanta. Es una situación muy común sentirse atrapado en el trabajo, haciendo tareas que nos aburren, deseando que llegue la hora de salir para disfrutar de un tiempo libre en el que hagamos lo que más nos apetezca. Si logramos trabajar en algo que nos guste, tendremos esa sensación de libertad, porque sentiremos que somos dueños de nuestro tiempo y que nadie nos impone nada que realmente no deseamos hacer. Esta sensación de libertad te ayudará a proteger tu salud mental, ya que favorecerá la eliminación del estrés y de la frustración.
  • La mayor ventaja de que tu trabajo sea a la vez tu hobby es que te pagan por realizar algo que te encanta hacer y que te divierte y entretiene. ¿Se puede pedir más?
  • Si eliges un trabajo que te guste y logras que tu proyecto laboral prospere, sin duda causará un gran impacto en tu estado de ánimo. Te sentirás más feliz y realizado. Esa felicidad se trasladará a otros ámbitos de tu vida como pueden ser tu pareja, tu familia y tus amigos.

Todo esto logrará que sientas que elegir un trabajo que te agrade es como si no tuvieras que trabajar. Una salud laboral favorable puede empezar por ti y por las decisiones que tomes en el camino de la elección de tu profesión. No renuncies a tus sueños.