Cada día, al acudir a nuestro puesto de trabajo, nos disponemos a compartir gran parte de nuestro tiempo con otras personas, compañeros, clientes y jefes. Por eso, la empatía para convivir en el trabajo, se convierte en una de las herramientas más poderosas para generar un ambiente saludable y solventar problemas laborales.

En cada jornada laboral surgen cientos de situaciones en las que nos vemos obligados a interactuar con otros. Trabajar en equipo, tratar con los clientes, reunirnos con el jefe… cada situación genera un modo de comunicación en el que, si no está presente la empatía, puede terminar en enfrentamiento.

¿Por qué es importante la empatía para convivir en el trabajo?

  • Las personas con las que nos toca trabajar, ni las elegimos nosotros, ni son todas iguales. Como cada persona es un mundo, necesitaremos empatía para convivir con los compañeros de trabajo y para comprender su carácter y sus circunstancias personales.
  • Sin la empatía, sólo seremos capaces de centrarnos en nosotros mismos y en lo que necesitamos, sin tener en cuenta las preocupaciones y sentimientos de los demás. A la larga, sin la empatía en el trabajo, se generará un clima laboral negativo. Esto nos afectará directamente a nosotros, pues en él trabajamos cada día. Atender a este aspecto será una manera de cuidar de ti en el trabajo.
  • La empatía es la capacidad de ponernos en el lugar de la persona que tenemos en frente. Tan sencillo como eso, tan necesario, pero a la vez, tan complicado de hacer, sobre todo en el entorno laboral, donde las prisas y el estrés no nos dan un minuto para pensar en los demás.
  • La empatía en el trabajo es necesaria para poder realizar cualquier tarea en equipo. Si no existe, el equipo de trabajo fallará. Lo más probable es que, sin empatía, no alcancemos los proyectos que nos han impuesto como meta.

¿Cómo podemos generar empatía en el trabajo?

  • Esfuérzate en conocer las circunstancias personales de las otras personas, más allá de su situación laboral. Estrecha lazos, tómate un café con ellas, interésate.
  • Sé comprensivo. No dejes que el estrés pueda contigo. Ten un poco de manga ancha.
  • Escucha. Atender a lo que los demás nos comunican es importante para poder generar empatía en el trabajo y para ser capaces de salir de nuestra burbuja de necesidades.

Si aplicas estas pautas de comportamiento, serás capaz de generar la necesaria empatía para convivir con los compañeros de trabajo, incluso con aquellos con los que sientes que no hay química. De esta forma estarás generando también una buena salud laboral.