Hasta un 20% de los casos de hipertensión se controla gracias a que el paciente se toma la tensión en casa. No es magia, se trata del efecto “bata blanca” y conocerlo es muy importante para garantizar tu salud.

Esta alteración se produce porque estos pacientes experimentan una “reacción de alerta” cuando se toman la presión arterial en consulta, lo que hace que esta se incremente “fuera de lo normal” y que los datos no sean fiables a la hora de prescribir el tratamiento.

En estos casos, según el experto en hipertensión Juan Antonio Divisón, de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LELHA), es necesaria la “Automedida de la Presión Arterial (AMPA)”, lo que tiene ventajas como el hecho de que mejore el cumplimiento del paciente.

Contar con un aparato de medida de la presión arterial en casa se convierte en algo imprescindible para garantizar tu salud. Este aparato debe ser “validado”, es decir, hay que asegurarse de que cumpla unos determinados requisitos que permitan obtener datos fiables.

Además, la SEH-LELHA recuerda que para que la medida de la presión arterial en el domicilio aporte información fiable, la persona debe tomársela tres días por semana (dos veces antes del desayuno y dos antes de la cena con un intervalo de un minuto) en un ambiente tranquilo, con la temperatura adecuada y la vejiga vacía. Al tomarse la tensión, también es imprescindible adoptar una postura correcta, es decir, sentado sin cruzar las piernas y con el brazo apoyado sobre una superficie.

Por otra parte, la persona que se esté tomando la tensión no debe haber realizado ejercicio físico (como, por ejemplo, subir las escaleras), y no haber ni fumado ni ingerido comida o alcohol al menos 30 minutos antes de la medida.

Según la SEH-LELHA, la generalización de la toma de presión arterial en el domicilio podría ayudar no solo a controlar los casos de hipertensión conocidos, sino a diagnosticar también a los más de 4 millones de hipertensos que hay en España y que no saben que lo son. Algo que puede ser fundamental para garantizar a los afectados una mejor salud y calidad de vida.