Si has buscado la forma de bajar de peso en los últimos tiempos, es muy probable que  hayas oído hablar de la dieta Dukan. Esta dieta fue creada por el francés Pierre Dukan hace ya cuatro décadas.

Forma parte del grupo de dietas denominadas híper proteicas, donde también se sitúa la dieta Atkins,  ya que defiende el consumo de elevados niveles de proteínas frente a otro tipo de nutrientes como los hidratos de carbono.

En total, la dieta Dukan consta de cuatro fases. Las dos primeras están orientadas a la pérdida de peso, que se produce, según sus seguidores, de una forma rápida "casi mágica". Las siguientes etapas pretenden que el peso perdido no se vuelva a recuperar. En todas ellas hay sólo dos elementos en común: la necesidad de beber gran cantidad de agua (se recomiendan aproximadamente tres litros al día) y el consumo de salvado de avena.

La primera fase es la denominada Ataque. La alimentación durante este período incluye exclusivamente proteínas animales durante un tiempo que puede oscilar entre uno y diez días en función de la cantidad de peso que se quiera perder. Además, los alimentos deben cocinarse por cualquier método que no sea la fritura (plancha, vapor, etc.)

La siguiente fase es la llamada Crucero. En ella, se añaden a la lista de alimentos permitidos un grupo de verduras y hortalizas (no todas). El truco está en alternar un día en el que se comen sólo proteínas, con otro en el que se alternan verduras y alimentos proteicos. Esta fase es variable en el tiempo, ya que es la que debe mantenerse mientras se quiera continuar perdiendo peso. Sin embargo, para hacernos una idea, podemos calcular que el adelgazamiento suele ser de unos diez kilos en dos meses.

A partir de aquí, el objetivo es lograr que no se produzca efecto rebote, de manera que no se recuperen los kilos que se perdieron en las dos fases anteriores. La Consolidación es el momento en el que vuelven a introducirse en la dieta, paulatinamente, los alimentos que se habían eliminado siempre con una limitación semanal que debe cumplirse (por ejemplo, como máximo dos rebanadas de pan integral por día). ¿Cuánto dura esta consolidación? Según el doctor Dukan, deben multiplicarse los kilos perdidos por diez y el resultado será el número de días que se debe mantener este tipo de alimentación. Eso sí, cada semana, habrá que reservar un día en el que sólo se podrá comer proteínas.

Llegamos al final de la dieta Dukan: la fase de Estabilización. El objetivo, alcanzado este punto, es que se hayan modificado tus conductas alimenticias, que la alimentación que sigas sea más equilibrada. En general, similar a la que se detalla en la fase de Consolidación, pero manteniendo también el "día de proteínas" que ya comentábamos en ésta.

En España son muchas las voces que se alzan en contra de la dieta Dukan. Sin ir más lejos, la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas la desaconseja y califica de fraudulenta debido a que, durante un tiempo, prohíbe el consumo de un tipo de alimentos que se consideran esenciales para el correcto mantenimiento de la salud.

Sea como sea, recuerda que  ponerse a dieta es un tema relacionado con tu salud, y por tanto debes estar supervisado en todo momento por un médico o un profesional de la nutrición.