Utilizar el mindfulness para combatir la ansiedad, nos aportará grandes beneficios en el organismo. Gracias a esta técnica oriental, que consiste en la concienciación del cuerpo mediante la respiración, aprenderemos a obtener grandes beneficios, consiguiendo relajarnos en situaciones de estrés. El mindfulness, es la cualidad de la mente para estar presente y consciente en un momento determinado mediante la meditación.

Para ayudar a llegar a este estado, se utiliza la respiración para tomar conciencia de nuestro cuerpo. En el mundo occidental, con el ritmo frenético que llevamos, no estamos acostumbrados a detenernos, pensar en nosotros mismos, e intentar conectar con nuestro organismo para reducir la ansiedad que el día a día nos produce.

El mindfulness nos propone justo, la actitud inversa. Esta técnica, es originaria del budismo y está muy extendida en el mundo oriental; de hecho, en países donde está presente esta religión, se enseña a los más pequeños a meditar y a aprender a relajarse utilizando el mindfulness, como si de una asignatura más se tratase. En el mundo occidental, está empezando a llegar, pero todavía tenemos mucho que aprender. Intentar conectar con nuestro organismo es difícil y hay que ejercitar la mente para conseguirlo, pero una vez que lo hemos conseguido, nos aportará muchos beneficios como por ejemplo reducir la ansiedad, mantener el equilibrio mental, controlar las situaciones de estrés o estar de mejor humor, entre otros.

Existen algunos ejercicios aparte del mindfulness para combatir la ansiedad, como por ejemplo, practicar yoga; este deporte te aportará un gran bienestar mental. Sin embargo, cuando sientas ansiedad, puedes meditar en cualquier lugar, simplemente cerrando los ojos, y conectando así con tu respiración y las sensaciones que te proporciona el cuerpo. Si te cuesta concentrarte, puedes utilizar estos trucos que te ayudaran en la meditación:

  • Trasladar la mente hacia lugares alejados de la rutina diaria, como un jardín, una isla, o una montaña, estimulando la imaginación.
  • Recordar situaciones graciosas, para reducir las hormonas relacionadas con la ansiedad.
  • Encender una vela para centrarse en la llama.

Utilizar el mindfulness para combatir la ansieda,  te proporcionará además, muchos beneficios psicológicos en tu forma de plantearte la vida. Es como practicar deporte, cuanto más ejercites la mente más fácil te resultará enfrentarte a tu día a día, olvidándote de las preocupaciones y de los problemas, simplemente cerrando los ojos.