En verano, el calor, el sol y las altas temperaturas pueden afectar a nuestra salud.

Un problema muy común en esta época del año y que sufren muchas personas, es el de las piernas hinchadas por el calor en verano.

Cuidar de nuestra salud en verano es fundamental para pasar unos meses sin sustos. La precaución y la concienciación de peligros como golpes de calor, quemaduras en la piel o ahogamientos, debes ser prioritaria en época estival.

El problema de las piernas hinchadas por el calor en verano también puede solucionarse si tomamos ciertas precauciones. Hinchazón, cansancio y dolor en las piernas, son las molestias que pueden fastidiar las vacaciones o los meses estivales de las personas que lo padecen. Se produce por un problema de estancamiento de la sangre en su proceso de retorno al corazón. Con el calor, los vasos sanguíneos se dilatan, presentan menos elasticidad y esto propicia que la sangre quede estancada en ellos, sobre todo en las zonas de las articulaciones. Por eso las piernas se hinchan en verano con más frecuencia.

Hacer ejercicio físico en verano es algo que provoca pereza a muchas personas debido a las altas temperaturas. Pero para evitar las piernas hinchadas, todos los expertos recomiendan no llevar una vida sedentaria. Por lo tanto, en verano, procura hidratarte bien, buscar lugares frescos o en sombra y realizar ejercicio físico. La acción de los músculos es necesaria para que la sangre retorne al corazón.

Caminar media hora al día o nadar son prácticas muy recomendables.

Otro remedio para combatir las piernas hinchadas por el calor en verano es llevar una dieta sana y equilibrada, que ofrezca al organismo todos los nutrientes necesarios, y que sea baja en sal y grasas.

Como el calor es responsable de que los vasos sanguíneos se dilaten, evita exponer las piernas hinchadas a los rayos del sol y al calor.

Otra manera de proteger la salud de tus piernas hinchadas es elevándolas cuando te encuentres tumbado. Coloca cojines debajo de las piernas para favorecer el retorno de la sangre al corazón. Si estás sentado, evita la postura de las piernas cruzadas.

Un último consejo para combatir las piernas hinchadas en verano, es realizar masajes en la zona afectada.

No dudes en consultar con un médico especializado si sufres el problema de las piernas hinchadas por el calor en verano. Un especialista sabrá aconsejar el mejor tratamiento en cada caso, y decidir si se requiere de algún tipo de medicación o no.