La Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp), ha publicado una serie de recomendaciones, para que los ciudadanos puedan viajar este verano con un completo botiquín. Picaduras de mosquitos, molestias estomacales y pequeñas heridas por el sol son algunas de las dolencias más comunes.

Aunque no son problemas de salud graves, pueden impedir que disfrutemos de las vacaciones. Por eso, "a la hora de emprender un viaje, siempre es recomendable llevar un pequeño botiquín con los productos más básicos para prevenir y tratar dolencias comunes", aseguran desde Anefp.

El aumento de la exposición a la luz solar, el cambio en los hábitos rutinarios, las picaduras de insectos o la ingesta de alimentos poco habituales para el organismo, son algunas de las causas de estas molestias estivales.

Estas son algunas de las cosas que no podemos olvidar:

  • Fármacos para combatir el mareo, si los que viajan se marean con facilidad en autobús o en barco, sobre todo, o quienes viajan con niños, aunque sea en coche.
  • Analgésicos y antipiréticos. Un dolor de cabeza o una fiebre puntual pueden amargarnos parte de los días de descanso.
  • Gasas, tiritas, vendas y productos antisépticos. El verano es una época propicia para sufrir cortes, golpes o rozaduras.
  • Medicamentos para problemas digestivos. Comer fuera de casa durante unos días, el cambio de costumbres, etc., pueden favorecer la aparición de problemas gástricos: acidez, digestiones pesadas, diarrea…
  • Protectores solares. Siempre deben acompañarnos en verano, cuando pasamos la mayor parte del día al aire libre.
  • Repelentes de insectos. El verano también trae consigo un mayor riesgo de sufrir picaduras de insectos. Para evitarlas podemos recurrir a los repelentes.
  • Otros medicamentos. Por supuesto, todos los que sigan cualquier tratamiento farmacológico, no deberán olvidarse de los medicamentos correspondientes y en la cantidad necesaria para continuar con él. Es aconsejable llevar los informes médicos o al menos una fotocopia de los originales.

Asimismo, recuerdan que es conveniente renovar estos productos periódicamente y comprobar que no hayan caducado antes de emprender el viaje; y llaman la atención ante las necesidades de vacunación si se viaja a países exóticos.

Si te interesa tu salud y la de tu familia, consulta a nuestro asesor.