La onicomicosis u hongos en las uñas, es un problema de salud que sufren muchas personas y que, además de las molestias que genera, afea el aspecto de las mismas. Además, si no se trata, el problema se puede agravar, de forma que derive en un perjuicio permanente.

Para proteger tu salud y evitar que su molesta aparición vaya a más, te ofrecemos algunos remedios caseros para combatir los hongos en las uñas:

Cómo combatir los hongos en las uñas en casa

  • Aceite de árbol de té: posee un alto poder antimicótico, que puede ayudar bastante a eliminar la infección en tres o cuatro meses. En este caso, deberás aplicarlo cada día sobre las uñas afectadas, una vez que estén limpias y secas.
  • Jugo de limón para combatir los hongos de las uñas: el limón es un cítrico con un alto poder depurativo y antioxidante. Protege la salud de tus uñas haciendo uso de este fruto tan presente en todas las casas, y tan sencillo de conseguir. No dudes en mojar tus uñas en limón exprimido cada día, durante cinco minutos. Pronto notarás la mejoría. Además, si mezclas el zumo de limón con un poquito de aceite de oliva, no sólo lograrás plantar cara a los hongos, sino que además notarás cómo en poco tiempo las uñas se fortalecen y brillan más.
  • El ajo como remedio casero contra los hongos en las uñas: introduce cuatro dientes de ajo en agua y pon a hervir la mezcla. Cuando el agua comience a hervir, retira el recipiente del fuego, espera a que se enfríe un poco e introduce las uñas infectadas durante diez minutos. El ajo es un buen combatiente de este tipo de problemas gracias a su poder antifúngico.
  • Prevenir es curar: para combatir los hongos de las uñas, no hay mejor método que la prevención. En espacios públicos, evita el calzado demasiado abierto que deje tus uñas expuestas al contacto con el hongo. Evita también compartir calzado con otras personas que han podido sufrir este problema en el pasado. Elimina la humedad en los pies, secándolos bien cada día y procura usar siempre calcetines limpios y absorbentes. Por último, evita también el abuso de esmalte en las uñas, ya que perjudica a la traspiración de la uña.

Antes de aplicar cualquiera de los remedios expuestos, asegúrate de que lo que padeces son realmente hongos en las uñas. Los reconocerás porque éstas suelen cambiar de color, doler, presentar líneas amarillentas y blancas, engrosar e incluso desprenderse.

Ante cualquier molestia o aspecto extraño en las uñas, no dudes en consultar con un médico para que te aconseje el mejor tratamiento y puedas así proteger tu salud de esta infección. Los remedios caseros que te hemos expuestos son completamente inocuos y los podrás combinar con el tratamiento que te recomiende tu médico y así acelerar el proceso de cura.