La risoterapia para acabar con el estrés laboral, es una de las opciones que puedes probar si deseas eliminar tensión en el trabajo.

En los últimos años, estas técnicas de relajación y motivación han alcanzado un gran auge entre las terapias grupales, siendo muchas las empresas que las han incorporado dentro de los planes de motivación y relajación de su equipo.

Reír, elimina estrés, relaja y libera endorfinas, las hormonas conocidas como “hormonas de la felicidad”.

Existen trabajos de todo tipo, unos más relajados que otros. Pero hay trabajos cuyo entorno es, en ocasiones, hostil y en donde sufrimos tensión, estrés, cansancio, responsabilidades, preocupaciones y competitividad. Es posible que, muchas veces, te cueste sonreír en el trabajo, sobre todo si te ves reflejado en el entorno descrito anteriormente.

Si las circunstancias no te permiten sonreír, entonces debemos forzar la risa. Cuando quieras darte cuenta, estarás riéndote de verdad, sin poder parar.

Al igual que hacemos ejercicio físico para liberar estrés, para cuidar nuestro cuerpo y sentirnos saludables y activos en nuestro día a día, la risoterapia para acabar con el estrés laboral puede considerarse como el ejercicio que nuestra alma debe hacer para sentirnos más felices, tranquilos y libres de estrés.

Si no hay motivos para reír, la risoterapia ayuda a que la risa aflore. La meta es muy clara:

  • La risoterapia ayuda a gestionar mejor nuestra inteligencia emocional, es decir, nuestras emociones y cómo éstas afectan a la relación con otros compañeros de trabajo.
  • La risoterapia libera estrés en el trabajo.
  • La risoterapia nos hace sentirnos más felices y optimistas, por lo que abre más nuestra mente, lo que hace que crezca nuestra creatividad y nos sintamos más motivados.
  • La risoterapia mejora nuestro ánimo, nos hace estar con una actitud más positiva y vital, por lo que nos hace ser más productivos en el trabajo.

Como puedes comprobar, la risoterapia para acabar con el estrés laboral, puede conseguir que nos sintamos mucho mejor en nuestro trabajo, que cumplamos con nuestros objetivos diarios y que estrechemos nuestra relación con el resto de compañeros.

¿Te atreves a probar una sesión de risoterapia?

No olvides tampoco cuidar tu salud dentro y fuera del trabajo con un buen seguro.