El blog de los seguros de El Corte Inglés

¿Sabes si sufres fotosensibilidad?

¿Sabes si sufres fotosensibilidad? Vida Saludable

Usas protector solar regularmente, evitas el sol a horas peligrosas y buscas la sombra… pero ¿alguna vez piensas que haces todo bien y aun así te quemas? Es posible que un medicamento, tu producto para el cuidado de la piel o una patología sean los culpables.

La fotosensibilidad ocurre cuando la piel reacciona de manera anormalmente sensible a la luz del sol o una fuente artificial de radiación ultravioleta. Los síntomas suelen aparecer en las áreas de piel expuestas y presentarse como una erupción.

Estas reacciones pueden ocurrir en respuesta a ciertos medicamentos como las tetraciclinas o antiinflamatorios no esteroideos entre otros; químicos, plantas, enfermedades autoinmunes o metabólicas como el lupus, la dermatomiositis y la porfiria también pueden causar fotosensibilidad.

Hay dos tipos de reacciones: fototóxicas y fotoalérgicas. La primera es la más común y generalmente surge dentro de las 24 horas desde la exposición solar y se produce cuando un medicamento se activa al exponerse a la radiación y causa daños en la piel.

La fotoalérgica puede desarrollarse de uno a tres días después de la exposición al sol. Ocurre cuando el sistema inmunológico reconoce los cambios causados ​​por la exposición al sol como una amenaza extraña; se producen anticuerpos y el cuerpo ataca, provocando una reacción como erupción, ampollas, habones o lesiones que supuran.

Aplicar las sustancias que hacen que la piel sea más sensible -como el retinol-  por la noche puede ayudar a evitar una reacción adversa y aún así es clave eludir la exposición directa a la luz solar para disminuir la posibilidad de una reacción fotosensible.

 

Se recomienda a quienes presentan riesgo de fotosensibilidad usar un protector solar de amplio espectro con FPS30 o superior.

Cada vez que tu piel se oscurece o se quema, estás sufriendo daños en el ADN y si sufres una reacción fotosensible, tienes un mayor riesgo de desarrollar cáncer de piel; la buena noticia es que con una combinación correcta de medidas preventivas podemos reducir el riesgo de desencadenar una reacción incluso dolorosa a la luz solar.

Piel solo tienes una, así que recuerda cuidar la salud de tu piel.

 

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.