El confinamiento que hemos sufrido debido a la emergencia sanitaria provocada por el virus COVID-19 ha sido un momento muy duro para todos.

Nunca habíamos sufrido una situación parecida y nos pilló a todos de sorpresa generando múltiples problemas tanto físicos como psicológicos. Pero como todo en esta vida hay que sacar el lado positivo o bueno de los acontecimientos.

Y es que, el confinamiento también nos ha hecho más fuertes y hemos sido capaces de adaptarnos, teletrabajar mil horas, aprender a hacer pasteles, leer ese libro que tanto tiempo ha guardado polvo en la estantería, llenarnos de agujetas gracias a todos los vídeos de Youtube, etc.

 

También ha sido un buen momento para descubrir cosas que nunca te había parado a pensar por ejemplo, ¡Coberturas de seguros!

La situación de confinamiento ha supuesto para muchas personas descubrir coberturas que tenían en sus seguros, o que sus aseguradoras les han ofrecido, y que han tenido una utilidad especial en estos días.

 

Según afirman desde la Unespa (Asociación empresarial del Seguro)  aquí te citamos las tres que más protagonismo han tenido durante esta crisis:

 

1.Defensa jurídica

Tener coberturas de defensa jurídica es siempre buena idea; pero en un entorno como éste, con legislación cambiante y realidades de gran importancia para la existencia de muchas personas (como los ERTE), disponer de la capacidad de, como poco, consultar con un profesional de Derecho nuestras citas y acordar con él nuestros próximos pasos, es algo que adquiere gran importancia.

El seguro de defensa jurídica es un producto relativamente poco desarrollado en el mercado español, puesto que en otros países, sobre todo de Centroeuropa, es bastante habitual, y por lo tanto lo hace desconocido para muchos.

Tal vez esta experiencia haya provocado que muchas personas se convenzan de la importancia de tener un seguro de este tipo a mano.

 

2.Asistencia informática

La cobertura de asistencia informática está presente, por ejemplo, en muchos contratos de seguro del hogar.

Para muchos españoles, en cuestión de horas esa esquina de la casa donde estaba el ordenador de mesa con el que navegaban por internet y jugaban a juegos de estrategia, de repente, se ha convertido en su puesto de trabajo en el que están ocho horas sentado. Esto también ha supuesto que el correcto funcionamiento de todo el aparataje tecnológico de la casa también haya adquirido una importancia fundamental.

Y, como la Ley de Murphy casi siempre se cumple, en muchos casos el momento elegido por el ordenador, o por la conexión internet, para no funcionar debidamente, ha sido precisamente durante el confinamiento. Repentinamente, pues, la posibilidad de disponer, al otro lado del teléfono, con un experto capaz de guiarnos por el enigmático y complicado mundo de los menús y submenús de nuestro sistema operativo, se ha convertido en un servicio de gran valor.

 

3.Asistencia psicológica

Otro elemento que ha crecido como consecuencia de la situación de estos días ha sido la asistencia psicológica. A decir verdad, esta prestación no era nueva en los seguros en el mercado; pero su uso y oferta se han intensificado como consecuencia lógica de una situación en la que mucha gente se ha sentido presionada, angustiada incluso, por un orden de cosas totalmente inesperado y radicalmente diferente de la que hasta el 13 de marzo pasado era nuestra vida diaria.

 

Aunque estas tres mencionadas anteriormente han sido las descubiertas y más valoradas en estos momentos, también se podrían añadir otras coberturas que también han jugado su papel fundamental durante el confinamiento:

Por ejemplo, la responsabilidad civil familiar, que ha debido enfrentarse a un periodo en el que toda la familia ha estado en casa; o la responsabilidad civil de mascotas, pues ellos también han percibido que el momento era diferente y han llevado su carga de estrés.

 

Resumiendo, lo que este tipo de situaciones complicadas y poco idílicas viene a demostrar es que el seguro, por esencia, se adapta a las situaciones, para intentar dar a sus clientes el mejor de los servicios posibles.