El coronavirus ha cambiado nuestra forma de vida y nuestras rutinas. Una de ellas han sido nuestras compras. Durante el estado de alarma muchas tiendas echaron el cierre y eso las obligó a modificar sus métodos de venta.

Evidentemente en este contexto hay sectores que por fuerza han crecido más ya que estaban considerados como esenciales, y muchas industrias se han reconvertido para abastecer a las necesidades del consumidor en la pandemia.

La alimentación el sector con mayor crecimiento

Según un estudio realizado por el buscador inteligente Doofinder, el tráfico de las tiendas de internet aumentó en España un 20,4% entre el 14 y el 31 de marzo. Pero este crecimiento ha sido de manera desigual según los sectores.

Es especialmente llamativo el increíble crecimiento de la alimentación que aumentó sus ventas un 164% desde la declaración del estado de alarma hasta finales del mes de marzo. Los productos que mayor demanda tuvieron fueron: el pan, los huevos, la leche, la lejía y el queso.

Otro de los sectores que ha salido bien parado ha sido el del deporte, también vio incrementada la demanda de sus productos durante la segunda quincena de marzo. Es lógico ya que hacer ejercicio ha sido uno de los hábitos más comunes entre los españoles durante el tiempo del confinamiento. De hecho, el crecimiento del sector alcanzó porcentajes de más del 60%. Entre los productos más comprados destacan: mancuernas, cinta de correr, rodillos, bancos o elípticas.

Hay otros sectores que también han visto cómo sus ventas online crecieron en España durante el mes de marzo. Uno de ellos ha sido obviamente el sector de la salud, el de material escolar y papelería, juguetería y el de tecnología. Todos ellos han superado porcentajes de demanda por encima del 45%, aunque el crecimiento de la tecnología, fue algo inferior.

El estudio también refleja como el coronavirus como cambió el consumo en el mes de marzo en los sectores de la moda, que ha sido uno de los afectados, y de productos relacionados con bebés durante el confinamiento, que vieron reducidas sus ventas, con retrocesos del 54% y del 16%, respectivamente.

Cambios de consumo en abril

El estudio también recoge los comportamientos del consumidor en la primera quincena de abril. Resulta llamativo que las ventas siguieron incrementándose hasta un 33,5% con respecto al mes marzo.

Durante este periodo de tiempo destaca que prácticamente todas las categorías mejoraron. Los sectores de la moda y los bebés que habían sido los más golpeados en el mes de marzo, en abril mostraron una subida en ambos casos: los productos de bebés y ropa infantil, superaba el 75%, y el de moda se situaba ya en torno al 31%. De hecho, es significativo que este último sector ha presentado bastantes rebajas en sus prendas para atraer a los compradores.

Otro sector que experimentó un gran aumento, fue el de casa y jardín que se incrementó un 61%. Asimismo, mejoraron los sectores de tecnología y de electrodomésticos, ambos con un 43%; los productos de farmacia, con un 40%; y los accesorios de coche y moto, que crecieron un 37,6% más. Este último se explica por qué los talleres han permanecido cerrados

Si se analizan estos datos arrojados por el estudio se vislumbraba que muchos compradores online ya se anticipaban el final del aislamiento. A la vista están los datos que revelan ya que la venta de ropa de baño o de accesorios del coche ha aumentado. Además, como se ha asentado la idea del trabajo desde casa y a la vista de que pueda ir para largo, se ha producido un aumento de ventas de muebles de escritorio, especialmente en sillas ergonómicas.

Te recordamos que en el Departamento de Ahorro e Inversión de El Corte Inglés Seguros nos ponemos a tu disposición para presentar los productos que mejor se adaptan a tus intereses.