Con más de 200 años de experiencia, en Schroders se dedican exclusivamente a la gestión de activos. Esto les permite centrarse en las inversiones desde una perspectiva única e innovadora, basada en el conocimiento y la experiencia. Su principal objetivo es maximizar la rentabilidad para sus clientes. Gestionan alrededor de 500 mil millones de euros (a 30 de junio de 2019) que están invertidos en una amplia gama de activos a través de acciones, renta fija, multiactivo y alternativos y tienen presencia en más de 30 localizaciones de todo el mundo.

En España establecieron nuestra oficina en 1998 y desde aquí ponen el foco en las relaciones a largo plazo para poder ofrecer los mejores productos y soluciones en inversiones financieras, sea cual sea el perfil de riesgo o el objetivo de cada inversor.

En esta ocasión presentan tres de sus estrategias más reconocidas, aunque debes tener en cuenta que el valor y los ingresos de los activos del fondo podrían tanto aumentar como disminuir y el valor de tu inversión puede disminuir o aumentar. No puede garantizarse que el fondo alcance su objetivo, y es posible que no recuperes la cantidad invertida inicialmente.

Schroder ISF* Global Climate Change

Un fondo sostenible de acciones de compañías que tratan de mitigar el impacto del cambio climático

El cambio climático es una realidad que tendrá un impacto aún por determinar. Muchas empresas están infravalorando cómo esto va a afectar a su modelo de negocio. Sin embargo, otras se están esforzando en adaptarse o reducir sus efectos. En Schroders creen que estas empresas se verán beneficiadas a largo plazo. Por eso, hace más de 10 años que lanzaron el Schroder ISF Global Climate Change Equity, que invierte con un enfoque sin restricciones en las acciones de aquellas empresas que reconocen las amenazas y aceptan los retos del cambio climático tempranamente, o aquellas que forman parte de la solución a estos problemas.

Schroder ISF Euro Equity

Un fondo de acciones centrado en identificar las mejores compañías de gran capitalización de la zona euro sin sesgos hacia las categorías de “value” o “growth”.

Invierte en acciones de los países de la Unión Económica y Monetaria. Busca batir a su índice de referencia (MSCI EMU Net TR) de manera consistente, en distintos entornos de mercado y con la menor volatilidad relativa posible. El proceso de inversión se basa en identificar compañías infravaloradas tras un análisis exhaustivo de su potencial financiero y comercial, con un enfoque flexible. Para ello, el gestor del fondo cuenta con un gran equipo de 15 analistas. Con más de 10 años de track record, ha demostrado la solidez de la estrategia en entornos muy diferentes de mercado.

Schroder ISF Global Credit Income

Un fondo flexible que puede invertir en todo el universo del crédito prestando atención a la protección del capital

Este  fondo busca generar una fuente de rendimiento sostenible en el tiempo (cercano al 3-4% anual) y proteger el capital invertido cuando el mercado cae. Para ello, el equipo trata de identificar aquellas tendencias que tendrán mayor impacto en la renta fija (economía, disrupción tecnológica, consumo, demografía…) y las contrasta con un análisis fundamental para seleccionar los bonos. Tiene a su disposición todo el universo del crédito y no está condicionado por su índice de referencia. Además, el fondo está configurado para sufrir menores caídas que los principales índices de crédito por lo que ofrece un mejor perfil de retorno por unidad de riesgo que dichos índices. Es importante señalar que el fondo no hace uso intensivo de derivados para ello, sino que lo hace a través una cartera diversificada y descorrelacionada dentro del crédito.

*Schroder ISF hace referencia a Schroder International Selection Fund