¿Qué importancia le damos? ¿Es un fin en sí mismo? ¿Actuamos bien cuando nos endeudamos? ¿Es un instrumento capaz de crecer por sí solo? ¿Cuál es la importancia del dinero en la sociedad actual?

Pensemos por un momento qué significa el dinero para nosotros. Desde que tenemos uso de razón nuestros padres tratan de concienciarnos hacia la búsqueda de una formación para tener trabajo y así lograr una estabilidad de ingresos. Así podremos tener un medio de vida y un punto de partida para endeudarnos y adquirir una vivienda. Este ha sido el modelo de vida del español medio en los últimos 60 años y se ha concebido como “haber logrado el objetivo sensato de vida”.  Pero, reflexionemos un momento, ¿éste es el camino apropiado?

Cómo asignamos nuestros recursos a lo largo del tiempo.

La adquisición de una vivienda siempre se ha concebido como una “obligación de vida” sin discusión alguna. Pero, no olvidemos que esto lleva emparejado un “largo endeudamiento”. Una parte considerable de los ingresos mensuales serán destinados a la devolución de la cantidad prestada y sus correspondientes intereses.

Pero esta asignación de recursos ¿es la correcta? Tal y como manifiesta Robert T. Kiyosaki en su libro “Padre rico padre pobre”, “la gente rica adquiere activos y la clase media adquiere deudas que piensa, son activos. Sin embargo, reflexionemos si para vivir debemos pasar nuestra vida comprando activos y siendo libres o comprando deudas y teniendo un poder de maniobra reducido o nulo.

Concepto de Planificación del ahorro a largo plazo.

El problema no es muchas veces cómo generar dinero, sino cómo administrarlo. Por ello, todas las personas que están en activo deben obligatoriamente hacer una reflexión sobre sus necesidades de recursos en el corto, medio y largo plazo. Indudablemente estas conclusiones son mucho mejor obtenidas con unas nociones básicas de cultura financiera pero no nos asustemos, ya que con un mínimo sentido común todos somos capaces de obtener conclusiones muy útiles para nuestra vida.

Analicemos el dilema de la compra de una vivienda frente a la constitución de una cartera para medio y largo plazo. Una vez que se ha adquirido una vivienda queda depositado un dinero del que el factor liquidez es muy limitado y no podemos hacer retiradas parciales para diversificar nuestras asignaciones de recursos. Además, se adquiere un compromiso de realizar aportaciones periódicas (cuotas del préstamo hipotecario) con las mismas limitaciones que sufrimos en el primer desembolso realizado.

Pero hay otras formas de vida. ¿No nos podemos plantear otro camino y poner nuestros ahorros a funcionar? Recordemos el poder de la acumulación de rendimientos. Imaginemos que tiene 15.000€ ahorrados., ¿sabe lo que supondría capitalizar un rendimiento anual del 3% durante 20 años? Un rendimiento superior al 80%. Así, se encontraría con más de 27.000€ al final del periodo considerado.

Esta capitalización nos da seguridad durante nuestra vida en activo y un gran colchón de seguridad cuando nos llega la jubilación. En ese momento nuestra capacidad de generar ahorro es mínima y necesitaremos disponer de un dinero fijo capaz de cubrir los gastos mensuales. Con esta planificación lograremos el objetivo sin problemas.

Dónde colocar el dinero. 

En función de:            

- Situación personal.

¿Para qué se destina el ahorro?            

- Necesidades de liquidez.            

- Aversión al riesgo.

Para hacer una correcta planificación financiera debemos tener ideas claras, en líneas generales, de hacia dónde queremos destinar el dinero, cuáles son nuestras necesidades de liquidez en el corto plazo y además saber cuál es nuestra aversión al riesgo. Este último punto es muy fácil de expresar, pero no tan fácil de resolver. Para ello es necesario tener la ayuda de profesionales del sector capaces de hacernos ver cuáles son los perfiles acordes con cada nivel de riesgo.

Conclusión y reflexión final acerca de la importancia del dinero en la sociedad:

- Importancia de la planificación del ahorro.

- Ser consciente de ello. Adquirir cultura financiera y pedir la ayuda de profesionales del sector.

- No pensar que porque siempre se han hecho las cosas de la misma manera continuamos del mismo modo.

Como conclusión podemos manifestar que debemos cambiar nuestra manera de pensar acerca de la importancia del dinero en la sociedad, desarrollada desde el pasado. Romper moldes habituales y en, definitiva replantear nuestra asignación del ahorro con una perspectiva de todo el ciclo vital.

No por vivir en una vivienda de alquiler nos vamos a sentir más inseguros, en absoluto. Tener liquidez durante toda la vida y además tener libertad para orientar nuestros ahorros a diferentes productos financieros constituye una herramienta potentísima en nuestra estabilidad de vida.  Por el contrario, adquirir una vivienda no nos hace más solventes porque en realidad no hemos adquirido un activo sino una carga de deuda durante gran parte de nuestra vida activa.

Por el contrario, constituir una cartera de ahorro para largo plazo, con la ayuda de profesionales de firmas de reconocido prestigio nos dará seguridad, poder de decisión y en definitiva, libertad.

Departamento de Ahorro e Inversión El Corte Inglés

El Departamento de Ahorro e Inversión El Corte Inglés cuenta con un equipo de asesores personales que te ayudarán a que tus decisiones financieras siempre estén en armonía con el momento. Puedes visitarnos en los principales centros comerciales de Hipercor y El Corte Inglés de Barcelona, Bilbao, Madrid, Málaga, Sevilla y Valencia.