Seguro que has oído hablar en más de una ocasión de las franquicias como una forma de invertir en un negocio, aunque es probable que no sepas cómo funcionan, y cuáles son los requisitos para abrir una, ni su índice de éxito.

Una franquicia es un acuerdo comercial entre un franquiciador y un franquiciado en base al cual el primero cede al segundo los derechos de uso de una marca, para un lugar y un período de tiempo determinados. A cambio de ello, el franquiciado le paga una determinada cantidad de dinero, denominada canon de entrada.

Existen dos figuras en este proceso:

  • El franquiciador: esta figura es la que cobra unos derechos de comercialización a la empresa franquiciadora, con el objeto de que se pueda utilizar tanto su marca, como el nombre comercial y el diseño del establecimiento del franquiciado. En la mayoría de los casos, estos elementos no pueden ser modificados porque se busca mantener los mismos niveles de calidad del franquiciador. Asimismo, se aporta el know-how, es decir, la experiencia en el negocio y asistencia técnica y comercial durante la vigencia del acuerdo.
  • El franquiciado: Es el propietario del negocio y, por tanto, quien realiza las inversiones necesarias para su puesta en marcha. Esta figura es la que debe pagar un canon al franquiciador para poder usar su marca. Dicho abono se denomina “derecho de entrada”. Además, también se podrán establecer en el contrato unas cantidades periódicas según el volumen de ventas y/o la asistencia técnica y comercial. Asimismo, el franquiciado tiene en exclusiva el régimen de franquicia respecto a una zona geográfica determinada y a un tipo de productos.

Sin duda, uno de los beneficios asociados a este tipo de negocios es el reconocimiento de marca, porque el cliente ya está habituado a los servicios o conoce las bondades de la misma en otros establecimientos. Es su principal ventaja ya que le aporta al empresario un ahorro importante de inversión de tiempo y dinero en publicidad y marketing.

Cuáles son las mejores franquicias

Según la Asociación Española de Franquiciadores (AEF) el sector de la alimentación ha sido uno de los más rentables en los últimos años. En dicho este sector operan en España 68 redes con cerca de 14.000 establecimientos y entre todos facturan más de 10.700 millones de euros.

Le sigue como uno de los sectores más exitosos, el de la hostelería y restauración, que cuenta con 87 marcas en España. Destacan también aquellos negocios dedicados a belleza y estética, que tienen un total de 105 franquicias en nuestro país.

Por otro lado, están los negocios relacionados con el sector inmobiliario, que tiene unas 35 marcas diferentes, y que suelen ser otra opción de franquicias rentables, que, hasta la actual crisis, estaba experimentando un buen momento.

En casi cualquier sector de actividad que se nos ocurra, seguramente existirá algún ejemplo de franquicia de éxito en funcionamiento. En los últimos tiempos han experimentado un periodo de auge, algunos formatos novedosos en nuestro país como las lavanderías autoservicio, los gimnasios abiertos 24 horas o dedicados al boxeo y los bares de cereales. Se trata de modelos de negocios que parten de ideas innovadoras y especializadas que se han convertido en franquicias de éxito porque han conseguido encontrar un nicho de mercado que no estaba cubierto por negocios tradicionales.

Optar por abrir una franquicia

Si tienes la idea de abrir este tipo de negocio, pero no sabes por cual decantarte, normalmente, puedes encontrar muchas opciones en las ferias dedicadas al mundo de la franquicia e que se organizan en diferentes puntos de España. La más grande, suele organizarse en IFEMA (Madrid), a la que acuden franquicias nacionales e internacionales para darse a conocer. En este tipo de eventos encontrarás propuestas de negocio de diversos sectores y aptas para diferentes presupuestos de inversión, así como las nuevas tendencias en el mundo de la franquicia.

Y como más aliciente, te contamos que el sistema de franquicias español está compuesto en la actualidad por 1.348 enseñas. De hecho, las franquicias son uno de los modelos de negocio más difundidos y no dejan de crecer en número de redes y establecimientos franquiciados, facturación y generación de empleo. Algunos de los ejemplos más extendidos son: McDonal´s, 100 montaditos, Marco Aldany…

Las franquicias son exitosas debido a sus características:

  • Reduce el riesgo de la inversión para el franquiciado, ya que se trata de un tipo de formato que ha probado antes su éxito.
  • Como franquiciado, tu negocio ya forma parte de una marca reconocida, que te aporta un know-how y una formación.

Por todos estos motivos, montar una franquicia suele ser una buena idea para rentabilizar un negocio.

Y si lo que buscas es la manera de proteger en invertir tus ahorros, en el Departamento de Ahorro e Inversión de El Corte Inglés nos ponemos a tu disposición para presentar los productos que mejor se adaptan a tus intereses.