¿Qué es un accidente in itinere?

De esta lengua proceden muchos términos que usamos con frecuencia. ¿Sabes lo que significa en el mundo del seguro este latinismo? Pólizas

Probablemente hayas escuchado más de una vez este término y puedas intuir, sobre todo si eres de los que tuvo latín en el colegio, de qué se trata. Pero para refrescar la memoria de esos y para tener una noción en general, que nunca está de más saber un poco de ciertas cosas, vamos a zambullirnos en el tema.

¿Qué es un accidente in itinere?

La Real Academia Española explica lo que es un accidente in itinere como aquel que sufre un trabajador mientras se desplaza desde o hasta su lugar de trabajo, y está considerado como accidente laboral. 

También se refiere al término la Ley General de la Seguridad Social, que en uno de sus artículos y desgranando el concepto de accidente laboral, informa de que las lesiones corporales que sufra un trabajador como consecuencia de ejecutar un trabajo por cuenta ajena serán consideradas como tal y añade, como la RAE, que se engloban bajo el epígrafe de “in itinere” aquellos acaecidos durante los desplazamientos desde y hacia el lugar donde se desempeñan sus obligaciones laborales.

Consideraciones

Tu domicilio debe ser el habitual, donde vivas normalmente. Una vez fuera de casa, será cuando empiece a “contar” el tiempo en que el accidente puede ser denominado in itinere: si te tuerces el tobillo y te caes en el garaje de casa, será accidente in itinere; si te das un golpe con el coche volviendo de tu casa de la playa, o del pueblo, pero se puede considerar tu segunda residencia, pero vas de ahí al trabajo, también será in itinere. En cambio, si te resbalas en la bañera o en la cocina cuando desayunas antes de ir a trabajar, no se considera accidente in itinere.

¿Cuándo se considera un accidente in itinere?

Ante todo, debemos saber que el trabajador es quien debe demostrar que el accidente ha sucedido en las condiciones requeridas, tomando como criterios de peso su lugar de domicilio, de trabajo y el momento en que sucede.

  • El desplazamiento en el que se produce el suceso debe ser únicamente para ir o volver del trabajo. Entrarían dentro de las posibilidades si sales del trabajo para ir a la revisión médica de la empresa, si te han dicho que vayas a cobrar, o si tienes un tiempo de descanso para salir a media mañana fuera de la oficina a desayunar, por ejemplo.
  • El accidente ha de suceder exclusivamente en el trayecto entre tu lugar de trabajo y tu domicilio, sea de ida o de vuelta; se admite también que te hayas accidentado yendo a coger el coche. El trayecto en que ocurra el accidente debe ser siempre el mismo, o variar mínimamente. Algunas sentencias, aunque no es lo común, admiten un desvío de ese camino, si es pequeño, si dejas a tus hijos en el cole, o paras en el cajero. Pero lo normal es que no puedas desviarte de tu recorrido habitual para que el accidente sea in itinere.
  • El concepto tiempo también es importante, ya que debe estar dentro del plazo estipulado que normalmente tardas en ir o volver del trabajo. 
  • Debes usar tu medio de transporte habitual, y en caso de tratarse de un viaje de trabajo, puedes tener problemas si tu empresa decide que lo hagas en tren o avión y tú eliges en cambio desplazarte en tu coche. Si tuvieras un accidente en ese trayecto, puede no ser considerado in itinere al no utilizar el transporte que tu empresa había considerado oportuno.

Ejemplos de accidentes in itinere

Una vez fuera de casa, será cuando empiece a “contar” el tiempo en que el accidente puede ser denominado in itinere. 

  • Sufrir un accidente de coche de camino de ida o de vuelta al trabajo.
  • Una caída por las escaleras del portal del domicilio habitual en dirección o vuelta del trabajo.
  • Un accidente en la parada del tren o dentro de él.
  • Un accidente yendo al trabajo en cualquier medio de transporte que se use de forma habitual (un patinete, una bicicleta, el autobús, etc.)
  • Sufrir un accidente cuando se va o vuelve a una cena de empresa desde el domicilio habitual.

Si te das un golpe con el coche volviendo de tu casa de la playa, o del pueblo, pero se puede considerar tu segunda residencia y vas de ahí al trabajo, también será considerado in itinere. En cambio, si te resbalas en la bañera o en la cocina cuando desayunas antes de ir a trabajar, no se considera accidente in itinere.

Hay que tener siempre en cuenta que, al hablar de domicilio, debe ser el habitual, donde residas normalmente

En caso de sufrir un accidente mientras conducías tu vehículo también deberás tener en cuenta el periodo para presentar parte a tu compañía aseguradora, que vendrá estipulado en las condiciones generales de tu póliza de seguros.

¿Los accidentes in itinere son considerados accidentes de trabajo?

Parece claro que el tipo de accidente que hoy nos ocupa está considerado como laboral y específicamente es el que sucede cuando vamos o volvemos del trabajo, no cuando estamos desempeñando nuestra labor. 

Para saber con certeza si puede considerarse accidente laboral y, por tanto, estar cubierto por un seguro de accidentes que incluya este tipo de incidentes, deben cumplirse ciertas circunstancias, detalladas con anterioridad, ya que muchas veces nos encontramos en situaciones donde se producen daños o lesiones y que presentan dudas acerca de su encuadre en la categoría de accidente de trabajo.

Desde que entró en vigor el Real Decreto Ley 28/2018, los autónomos están protegidos por esta denominación de accidente. La complicación está en que los trabajadores por cuenta propia muchas veces trabajan dentro de su domicilio, por lo que es difícil poder demostrar que el accidente es laboral. En cambio, si te ocurre desplazándote a cualquier lugar donde tengas que desarrollar un trabajo, no entraña ninguna dificultad que el accidente sea considerado de trabajo y puedas tener tu baja laboral por causa de este accidente. 

Eso sí, si en la Seguridad Social declaras que tu actividad es una, y tienes el accidente o lesión desempeñando otra diferente, podrían rechazar la consideración de accidente laboral y denegarte la prestación de la baja laboral.

Excepciones en el accidente in itinere

Debes saber que, si el culpable del accidente in itinere has sido exclusivamente tú, y se hace patente que has obrado de manera imprudente o incluso negligente, quede excluida la denominación de accidente de trabajo in itinere. Por ejemplo:

  • Si conduces de ida o vuelta a tu trabajo y duplicas la tasa de alcohol que la ley permite, no será accidente in itinere.
  • Si vas sin casco o sin cinturón ya hay alguna sentencia que no lo tilda de infracción suficiente para no considerarlo accidente in itinere.
  • Si vas a trabajar, pero motu propio decides escoger un trayecto que no es el normal y encima, tiene más tráfico y/o es más peligroso, sin necesitarlo, te pedirán que justifiques el porqué de tu decisión de cambiar de ruta si te pasa algo y quieres que se tramite como accidente in itinere.
  • Si ya te pasas de castaño oscuro y conduces saltándote normas por doquier, como no llevar el cinturón, saltarte un ceda el paso, stops, semáforos, etc, el seguro de accidentes rehusará el siniestro y la culpa será exclusivamente tuya, por lo que no tendrás cobertura en ese caso.

La realidad es que estos casos son para analizarlos y estudiarlos uno a uno, ya que los profesionales del derecho son quienes más los conocen y como se dice a veces, cada caso es un mundo. Por eso, si hay que acabar yendo a juicio, habrá muchos factores que considerar y lo que en unas ocasiones se admite, no se acepta en otras. Lo mejor es cuidarnos, ir atentos e intentar mantenernos seguros en la medida de lo posible. 

Medidas preventivas para evitar los accidentes in itinere

Una forma de combatir este tipo de accidentes es adoptar una serie de medidas preventivas:

  • El trabajador debe encontrarse en un estado correcto para manejar cualquier tipo de vehículo.
  • Se debe estar atento al 100% siempre mientras se maneja un vehículo y no distraerse con nada.
  • Es fundamental adoptar las medidas de seguridad necesarias, como colocarse el cinturón de seguridad, tener correctamente colocados los espejos retrovisores, asientos a la medida adecuada, reposacabezas, utilizar el casco si procede…
  • Es recomendable conocer la ruta que lleve al lugar de trabajo y es recomendable tener alternativas para la ruta de ida y vuelta.
  • El vehículo debe haber pasado todas las revisiones convenientes.
  • Hay que evitar todo tipo de prisas para llegar al trabajo sin estrés, esto puede provocar que se realicen maniobras, bruscas aumentado las probabilidades de tener un accidente.

Ya solo nos queda recomendarte que extremes las precauciones en tus desplazamientos laborales para salvaguardar tu integridad física. Siempre es mejor no tener un accidente que sufrir uno, por muy “in itinere” que sea…

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS