El blog de los seguros de El Corte Inglés

Cómo funcionan los préstamos para bodas

Cómo funcionan los préstamos para bodas Finanzas

Cuando una pareja afronta el paso de formas un matrimonio son muchas las decisiones que tienen que tomar. La primera de ella es cómo quieren que sea la boda de sus sueños, pero puede haber un factor que empañe sus sueños, el coste de la celebración.

Son muchos los factores que hay que tener en cuenta cuando se prepara una boda y que salga perfecta. El problema es que la mayoría de ellos desentrañan un gran desembolso económico, como son el banquete, el vestido de novia, la decoración, transporte, invitaciones, la música, etc.

Según la Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI), la boda es uno de los días más bonitos de nuestra vida pero también uno de los más caros. Tal y como muestran los datos registrados en los últimos años, celebrar una boda podría costar entre unos 17.000 y 20.000 euros. Eso sí, el presupuesto varía dependiendo de la comunidad autónoma donde vayas a dar el ‘sí, quiero’.

Y esta tendencia de gasto es algo continúa en alza. Por este motivo, son muchos los que retrasan este feliz momento o los que finalmente terminar por no cumplir uno de sus mayores sueños. O bien, acaban dando el paso pero no llevan a cabo todos los detalles que habían soñado para uno de los momentos más especiales de su vida.

A la hora de empezar a planificar una boda, los novios pueden encontrarse con múltiples gastos que habían pasado por alto que hacen aumentar el presupuesto inicial y dan como resultado un sobrecoste inesperado. Ese dinero de más que hay que pagar puede ensombrecer la alegría y la euforia de los que dan este gran paso.

Por estos motivos es muy frecuente que muchas parejas acaben replanteándose pedir un préstamo para poder hacer frente a esta decisión. De esta manera pueden tener dinero líquido disponible para hacer frente a tantos pagos que supone esta celebración.

Qué gastos conlleva una boda

Cuando una pareja que está empezando a planificar su boda, es recomendable que prepararen dos fondos distintos. Uno destinado a gastos generales y otro para los imprevistos que puedan surgir. Quizás esto pueda parecer exagerado pero en esta clase de eventos de gran envergadura siempre hay sorpresas de última hora.

Si finalmente no surgiera ningún gasto adicional, entonces podemos usar ese dinero de reserva para los gastos previstos. Y si estos ya estuvieran cubiertos, un dinero extra siempre viene bien.

En cuanto a los gastos generales, vamos a enumerar una serie de ellos que son los más comunes en cualquier celebración.

Catering: el banquete de una boda suele suponer la mayor partida presupuestaria dentro del presupuesto final del enlace. Se calcula que de media los novios españoles gastan unos 15.000 € en dar de comer y beber a unos 100 invitados, y suele rondar los 100 euros de media por cubierto.

Invitaciones: son uno de los puntos clave de todo el ritual, porque son vuestra carta de presentación como pareja y de vuestra boda. Estas deben reflejar tanto el estilo de los novios como de la ceremonia. Lo mejor es encargarlas a un profesional y eso cuesta dinero.

Fotografías y vídeo: suponen una importante partida de los gastos especialmente si quieres tener un buen recuerdo con calidad profesional. En el mundo de la fotografía de bodas hay una gran oferta y es conveniente dedicar algo de tiempo a estudiarla para elegir el fotógrafo y el presupuesto más acertado.

Vestido de novia y el traje del novio: Dentro de los vestidos de novias hay un rango de precios bastante amplio, y sin duda suponen un gran gasto. En cuanto al novio, el rango de precios también varía en función del tipo de traje, pero suele ser más barato que en el caso de las mujeres.

La música y los extras: elegir bien la música y la barra libre son fundamentales para crear un buen recuerdo de tu boda. Que esta parte salga mal puede dejar mal sabor de boca por eso, este gasto se puede ver incrementado en función de lo que contratemos.

El viaje de luna de miel:  esta es sin duda una de las partidas más costosas de la boda, que suele situarse en torno a los 4.500 euros de media.

Créditos para bodas

Una vez determinamos que presupuesto se destina a una boda, es probable que las cantidades sigan siendo difíciles de aportar de una sola vez. Si esto sucede, una vez descontada la parte que puede asumirse recurriendo a ahorros, quizás sea hora de acercarse al banco y solicitar un préstamo para bodas.

Las entidades financieras cuentan con dos mecanismos para solventar este problema:

El primero son las conocidas como cuentas de boda. No son otra cosa que cuentas corrientes o cuentas de ahorro al uso, en las cuales los invitados que lo deseen pueden ingresar dinero a la pareja y así ayudarla a cubrir el presupuesto. Ten en cuenta que, si la idea es mantener el dinero durante un tiempo en el banco, lo más inteligente sería decantarse por una cuenta de ahorro.

El segundo es solicitar un préstamo para la boda. Como para cualquier otro préstamo personal, la entidad fija un máximo de dinero que prestará bajo esta modalidad, a un tipo de interés establecido. Dentro de ese límite, los novios podrán requerir la cantidad que necesiten, y devolverla a plazos pagando los intereses y comisiones convenidos.

Al igual que sucede con cualquier otro préstamo, los solicitantes tendrán que demostrar su solvencia financiera. Para ello se les solicitará bien presentar una nómina (declaraciones de la renta y pagos del IVA si son autónomos) o bien con otros ingresos.

Si te decantas por solicitar un préstamo para bodas, es importante que solicites presupuesto, factura proforma o normalizada de todos los servicios que contraten relacionados con la boda, ya que la entidad bancaria les requerirá esta documentación a la hora de formalizar el préstamo.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.