Invertir en inmuebles: ¿sabia decisión?

Si estás pensando en hacer una inversión y eres de los que piensan que lo mejor es “el ladrillo”, no puedes perderte nuestra publicación de hoy. Finanzas

La compra de bienes raíces, es decir, aquellos que por su condición no pueden moverse, bien sean viviendas, locales, terrenos, solares -en resumen, cualquier propiedad física (incluyendo aeronaves y buques)-, ha sido desde siempre una de las maneras más habituales de invertir nuestros ahorros teniendo una cierta seguridad de que el dinero no sólo no puede desaparecer sino que se va a ver aumentado en el futuro. Las últimas crisis sufridas en nuestra sociedad, bien relacionadas con el boom inmobiliario o que han conllevado un fuerte aumento del desempleo y la inestabilidad de este como está siendo la crisis sanitaria que estamos viviendo, hace que veamos estos momentos desde dos perspectivas diferentes: ¿debo mantener mis ahorros con liquidez inmediata por si me surge una necesidad imprevista o es el mejor momento para ponerlos en movimiento aprovechando esta coyuntura social? En función de nuestra capacidad de riesgo y del patrimonio económico del que dispongamos, nos decantaremos por una u otra opción.

Te vamos a mostrar las ventajas e inconvenientes de invertir en inmuebles para que esa decisión te resulte más sencilla. Si decides hacerlo, recuerda que para cada vivienda que adquieras se recomienda tener un seguro de hogar, para añadir un plus de tranquilidad a tu inversión.

Buscar estabilidad y rentabilidad para nuestro futuro y para el de nuestros herederos es una de las principales aspiraciones del ser humano y los bienes raíces nos aportan esa seguridad que buscamos, aunque no es una decisión fácil de tomar y debe ser lo más consciente y responsable posible.

Beneficios en la compra de bienes inmuebles

  • Revalorización: lo más corriente es que estos bienes, con el paso del tiempo, aumenten su valor comparado con el precio que pagamos en su compra con lo que, si decidimos posteriormente su venta, nuestro incremento de capital sea considerable, teniendo en cuenta circunstancias como la ubicación, estado del inmueble o comunicación. Además podemos haber obtenido un beneficio durante el período intermedio entre la compra y la venta si hemos decidido alquilarlo, arrendarlo o gestionarlo personalmente.
  • Facilidades de adquisición: si no dispones del capital suficiente para el pago del inmueble, los bancos suelen ofrecer facilidades para que la financiación de este no sea el mayor problema que vayas a encontrar. Recuerda que puedes realizar las gestiones, incluso la contratación de una hipoteca de manera online, con lo que el no poder salir de casa o disponer de poco tiempo para ir a una entidad de crédito no es un problema. Además recuerda que si decides arrendar tu propiedad, el pago de la cuota de tu préstamo se puede financiar con las rentas que percibas.
  • Estabilidad: la venta de un bien inmueble nos permite obtener liquidez cuando está cercana la edad de jubilación o en un momento de necesidad económica o bien podemos obtener un suplemento económico si cedemos su uso a terceros. No olvides que, a la hora de solicitar un crédito, puede servirte como aval con lo cual los trámites serán más sencillos.
  • Cesión patrimonial: poder dejar a tus herederos solventado parte de su futuro es una aspiración que solemos tener y que nos proporciona una gran tranquilidad.
  • Rentabilidad: es mucho más inmediata en caso de arrendamiento y mayor que la que ofrecen las entidades financieras por cualquier tipo de inversión en este momento.

Inconvenientes de esta inversión

Los principales inconvenientes están relacionados con la fuerte inversión que hay que realizar para este tipo de compras lo cual supone desprenderse de una gran parte de tu liquidez o tener que solicitar créditos y/o préstamos. Esto supone adquirir compromisos de pago, cumplir plazos y tener que afrontar otros gastos como son los notariales, impuestos o gestión y administración del patrimonio.

Obviamente, el resultado en liquidez inmediata por gestión propia de un negocio o por recibir un dinero por su alquiler puede no ser el esperado, así como el riesgo de que este resulte seriamente dañado en caso de que no haya caído en las mejores manos.  

Por todo ello, es imprescindible la contratación de un buen seguro que se encargue de cubrir los posibles problemas que puedan surgir y evite que esta preocupación nos impida tomar la decisión de llevar a cabo esta inversión. Te ofrecemos nuestro comparador de seguros tanto de hogar como para tu negocio para que puedas elegir el que más se ajuste a tus necesidades y estamos seguros de que encontrarás la mejor opción para que puedas estar tranquilo a este respecto.

Otras opciones de inversión: alquiler turístico y crowdfunding

España es un país cuyo PIB se basa principalmente en el sector turístico y el peso del sector terciario en la economía es cada vez mayor, incluso está siendo el que más rápidamente se recupera en plena crisis sanitaria. 

El alquiler turístico es una opción en alza por las ventajas que ofrece con lo que te recomendamos que valores este tipo de inversión inmobiliaria por su alta rentabilidad que, aunque es estacional, se prolonga más en el tiempo debido a nuestra climatología favorable y a la posición país de destino vacacional puntero que España tiene. 

  • El pago suele realizarse antes de entrar en el inmueble por lo que tiene mayor seguridad de que se realice correctamente.
  • Al ser las estancias más breves, puedes revisar el estado de tu inmueble con mayor frecuencia.
  • El deterioro de la vivienda suele ser menor al no tener tanto desgaste prolongado en el tiempo.
  • Puedes seleccionar a los huéspedes con mayor facilidad ya que la demanda de este tipo de inmuebles turísticos es cada vez mayor.

El crowdfunding inmobiliario consiste, a grandes rasgos, en un modelo de inversión colectiva en el que se hacen microinversiones, con lo que puedes invertir sin moverte de casa y sin contar con un gran capital inicial ni tener que contratar préstamos hipotecarios. Lo que sí te recomendamos es que te asesores con antelación y te pongas en buenas manos: contacta con una agencia inmobiliaria solvente y reconocida que pueda localizar el activo que más se ajuste a tus necesidades, realizar la gestión de la participación de los inversores y realizar la compra. 

Siempre te recomendamos que, antes de tomar la decisión organices tus prioridades, tu capacidad económica y ojees la oferta inmobiliaria para encontrar el inmueble o la opción de inversión que más se ajuste a tu situación y necesidades.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS