Motivos por los que asegurar una cámara réflex

Por fin te has decidido y has invertido en una cámara réflex. Las fotografías que podrás tomar con ella serán increíbles. Pero ¿si buscando el ángulo perfecto se te cae? ¿No crees que interesa tener un seguro que pueda ayudarte si ocurriera? Electrónica

Los primeros años del siglo XXI están siendo, sin duda, los años del mayor boom fotográfico de la historia, debido a la aparición de las Redes Sociales unido al desarrollo de smartphones cada vez más sofisticados y con más prestaciones. Hoy en día, cualquiera puede capturar una bonita fotografía, así como retocar y editar todo aquel elemento que considere, utilizando únicamente una misma herramienta, el teléfono. 

Ahora bien, tanto para todos aquellos amantes y aficionados de la buena fotografía, como para los que se dedican profesionalmente a ello, las prestaciones y funcionalidades de un teléfono móvil en relación a la fotografía y vídeo se quedan bastante cortas. Por ello, prefieren disponer de tecnología más sofisticada y profesional como son las cámaras de tipo réflex

Una cámara réflex es aquella que cuenta con un visor óptico a través del cual se ve sin ningún tipo de variación, el plano completo de la imagen que se pretende capturar sin necesidad de tener que llevar la cámara a la altura de los ojos, como sucede con las cámaras de fotos tradicionales. Además, las cámaras réflex permiten incorporar infinidad de gadgets extra para mejorar todavía más el resultado final que se pretende obtener. Este tipo de cámaras, sean de la marca que sean, tienen un precio más alto que cualquier otro tipo de cámara, es decir, son productos de gran calidad. En este sentido, se utilicen para el fin que sea, sería conveniente contar con una protección extra por lo que pueda pasar. No hay nada como evitar desembolsos de dinero inesperados de cara a afrontar cualquier accidente que sufra la cámara en un momento determinado y, como consecuencia, requiera ser arreglada.

¿Por qué motivos es conveniente asegurar una cámara réflex?

Todas las cámaras réflex que se adquieran en cualquier centro comercial de El Corte Inglés o a través de la tienda online oficial y tengan un precio superior a 195 euros, tendrán si el comprador lo desea tres meses de seguro totalmente gratis, contando con la opción de poder tener asegurada la cámara réflex durante 21 meses más a través del seguro opcional de continuidad –eso sí, cumpliendo algunos requisitos de contratación que puedes consultar con nuestros asesores–. Hablamos del Superseguro Electrónica El Corte Inglés, un tipo de seguro exclusivo para clientes El Corte Inglés y que continúa con la máxima de cuidar al comprador y al servicio por encima de todo. 

Así pues, todo aquel que adquiera una cámara réflex nueva, dispondrá del Superseguro Electrónica El Corte Inglés desde el mismo momento de la compra de forma totalmente gratis. Además, el Superseguro Electrónica El Corte Inglés se puede ampliar pasados los tres primeros meses,  a través del seguro opcional de continuidad, hasta 21 meses más.

A partir de ahí, puede ser renovado anualmente durante tres años más. ¿Imaginas comprar una cámara de este tipo y que, de repente, al sacarla de la funda durante las próximas vacaciones se haya roto? La frustración unida al desembolso económico para arreglarla no nos haría pasar unas vacaciones demasiado memorables. No lo olvidemos, las cámaras de fotos son para capturar futuros recuerdos buenos, no recuerdos poco agradables.

¿En qué consiste el Superseguro Electrónica El Corte Inglés?

El Superseguro Electrónica El Corte Inglés tiene como objetivo proteger a todos aquellos aparatos electrónicos que se engloban dentro de equipos de informática, equipos de imagen, equipos de sonido, equipos de fotografía y consolas, que se adquieran en cualquier centro comercial de El Corte Inglés. 

En este caso, la cámara réflex se encuentra dentro de la categoría de equipos de fotografía y, siempre y cuando la cámara haya sido comprada por un precio igual o superior a 195 euros, el comprador podrá disfrutar de forma automática de este superseguro. 

El Superseguro Electrónica El Corte Inglés se hace cargo de los daños materiales sufridos por la cámara réflex a consecuencia directa de un accidente producido de forma imprevista y las averías internas ya sea de índole mecánica, eléctrica o electrónica. 

La prestación consiste en la reparación de la cámara por un servicio técnico designado por el asegurador, siempre dentro de los límites geográficos de España. El valor asegurado no podrá exceder el valor por el que se compró la cámara réflex en su momento. En caso de que el arreglo por destrucción total del aparato tenga un coste superior al valor asegurado, el Superseguro Electrónica El Corte Inglés tramitará todo lo necesario para entregar el aparato antiguo en un centro de El Corte Inglés y entregar uno nuevo igual o de las mismas características técnicas al asegurado. 

Para cualquier tipo de duda más técnica en relación con el Superseguro Electrónica El Corte Inglés, nuestro equipo de atención estará encantado de resolver todas las cuestiones a través de los medios de contacto que tenemos a vuestra disposición en El Corte Inglés Seguros.

Ventajas y desventajas de una cámara réflex

Empezamos por lo bueno…

  • La calidad de las fotografías supera la de cualquier otro tipo de cámara del mercado. Con un poco de mimo, tus redes sociales serán la envidia de tus allegados. 
  • La cámara permite una configuración única para cada tipo de fotografía que se desea capturar. Hablamos de un nivel de calidad bastante bueno. 
  • Se pueden añadir accesorios como lentes o filtros.

… y continuamos por lo no tan bueno

  • Usar una cámara de estas características y hacerlo bien, no de forma amateur, requiere cierta formación previa o un punto de investigación en la red. 
  • No es una cámara de las más asequibles del mercado. Sus accesorios, tampoco. Además, no son universales, es decir, si cambias de cámara réflex has de adquirir los accesorios de nuevo ya que no todos sirven para todas las cámaras. 
  • Los arreglos pueden resultar costosos debido a las características técnicas de cada aparato. 
  • La cámara réflex ocupa cierto volumen pudiendo llegar a ser molesta en determinadas escapadas o planes de ocio, ya que también pesa más que otras más normales. 

Al final, se trata de capturar momentos que serán futuros recuerdos maravillosos, ¿quién pone precio a eso?

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS