Las mascotas y el seguro de hogar

¿Tienen algún tipo de cobertura nuestras mascotas en el seguro de hogar? ¿Todas ellas o hay especies en concreto que podrían beneficiarse de él? Trucos del Hogar

Si tienes un perro en casa, un gato, un conejo o, incluso, un pájaro al que te gusta dejar volar en libertad (dentro de tus cuatro paredes, se entiende), sabrás que a veces, al volver a abrir la puerta de tu hogar, dulce hogar, puedes encontrarte alguna sorpresilla. Como es simpaticón, lo adoras, es uno miembro más del hogar, quien te acompaña en los malos momentos y multiplica tu alegría en los buenos y en definitiva, no podrías vivir sin él o ella… le regañas, pero flojito, o al rato se te ha pasado. Encima, en ocasiones, hasta te preocupas:

¿Se ha aburrido mientras no estábamos en casa? ¿Está frustrado por algo? ¿Necesita más adiestramiento? ¿Tendrá ansiedad por separación? ¿Y si esta raza tiene un instinto un poquito destructor? Hay multitud de causas por las que nuestra mascota puede tomarla con alguna pieza del mobiliario de nuestra casa y destrozarla. Si encima vives de alquiler, cuando abres la puerta te llevas un susto de dimensiones estratosféricas. ¿Se hará cargo el seguro de hogar de algunos de estos daños?

¿Cubrirá el seguro de hogar los daños que haya causado tu animal de compañía?

Si resulta que tienes un perro un poquito dominante, o cuyo instinto protector está especialmente exacerbado, si un día llegase a morder a alguien, el afectado estaría en todo su derecho de denunciarte. Si así lo hiciera, ahí te ayudaría el tener contratado un seguro de hogar, mediante garantías como la de Responsabilidad Civil por los daños o desperfectos causados por tu animal de compañía.

No todos los seguros incluyen o excluyen lo mismo

Habitat 3.0 II de Generali, señala en sus exclusiones los daños causados por roedores, termitas, polillas, gusanos, insectos en general y/o animales de todo tipo, pero no aplicará esta exclusión respecto a los daños materiales que causen animales de compañía (especifica perros y gatos) cuando la causa del daño sea accidental según la definición del alcance de la cobertura. Eso sí, no cubrirá los daños que sean causados por mordeduras y/o arañazos.

En el apartado de exclusiones de la Responsabilidad Civil se apuntan los daños que causen animales distintos de los considerados domésticos o de compañía y que convivan en el hogar asegurado como perros, gatos, roedores enjaulados, aves, peces y tortugas, por lo que se podría deducir que los siniestros en los que pudiera verse involucrada tu mascota (a no ser que no sea alguna de las  especies que se enumeran  en este epígrafe) estarán cubiertos dentro de lo que explicamos en el párrafo anterior. También se excluyen los daños producidos como consecuencia de actividades que deban ser objeto de cobertura por un seguro obligatorio, pero menciona alguna salvedad, entre las que encontramos la propiedad de perros. Ya sabemos que, dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos podemos requerir de un seguro de Responsabilidad Civil obligatorio exclusivamente para el animal.  

Hogar Plus, de Allianz, detalla en sus garantías respecto a la Responsabilidad Civil que quedan cubierta la misma en cuanto a los animales domésticos se refiere, pero aclara que no se incluirá la Responsabilidad Civil que se derive de la tenencia o posesión de animales potencialmente peligrosos. 

¡Nuestro consejo! lee bien detalladamente tu póliza de seguro de hogar para conocer a fondo sus coberturas, alcance y exclusiones, así sabrás a qué atenerte en caso de tener algún siniestro relacionado.

¿Y si le hago un seguro a mi mascota?

Otra opción es tener un seguro específico para tu perro o gato, por si los daños pueden ser mayores que los de algún cable roído por un conejillo díscolo o un hámster hiperactivo. Y es que, por norma general, el seguro de hogar presenta limitaciones en lo que se refiere a garantías para tu amigo peludo, porque sí, hemos hablado del tema de los siniestros donde hay daños o desperfectos.  

Pero, ¿y para ellos? ¿Qué ofrece el mercado asegurador para nuestros pequeños amigos?. Los productos que actualmente se comercializan en el mercado y que están diseñados para nuestras mascotas, deben contener como mínimo las siguientes garantías básicas:  

  • Responsabilidad Civil.
  • Asistencia veterinaria, por si se pone enfermo o tiene un accidente. Si, por desgracia, la situación es de tal calado que no tiene solución, también suelen incluir como garantía complementaria el sacrificio y la incineración del animal.  
  • Defensa legal o asistencia jurídica, consiste en la asistencia letrada para gestionar todos los trámites y los gastos legales que se deriven del siniestro cubierto en póliza.  
  • Robo y extravío: algunas compañías también te compensarían por ello, siempre atendiendo a los límites que se estipulen en póliza. 

Tengas a tu mascota incluida en el seguro que sea, lo importante es que esté asegurada, por su tranquilidad y sobre todo, por la tuya.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS