¿El seguro de hogar cubre los grifos?

Tendemos a llamar al seguro cada vez que tenemos un percance en casa, pero ¿están cubiertos los grifos? ¿Se hará cargo si tenemos problemas con ellos? Echa un vistazo. Trucos del Hogar

Nuestros hogares no son seres vivos, pero tienen mucha vida. A lo largo de los años, todas las viviendas se van adaptando a las nuevas necesidades de sus habitantes y se van incorporando elementos con el objetivo de hacer la vida más sencilla, cubrir nuevas necesidades o aportar mayor comodidad a sus inquilinos. Igual sucede con aquello que no se usa o que ya no sirve: mejor prescindir de ese objeto cuanto antes para no acumular cosas que no vamos a usar jamás.

Tarde o temprano, cualquier elemento de un hogar se acaba rompiendo bien por el propio uso o bien por accidente, y ¿qué sucede en esos casos? Lo normal es sustituirlo por otro elemento nuevo, ya que hay cosas que se convierten en objetos de uso cotidiano.

Por norma general, lo que más se rompe es lo que más se usa, de eso no hay duda alguna. Picaportes de las puertas, ventanas, electrodomésticos, puertas de los muebles o grifería, en definitiva, todo aquello a lo que ni prestamos atención en el día a día, pero que cuando no funciona, nos hace la vida un poco más difícil… 

Hoy hablamos sobre los grifos, del baño o de la cocina, ¿qué pasa cuando se rompen? Resolvemos todas las dudas bajo estas líneas.

Se me ha roto el grifo, ¿me lo cubre el seguro?

Que tener un seguro de hogar es una inversión en tranquilidad y que puede llegar a suponer un gran ahorro en muchos casos, es algo que ya a nadie sorprende, es más que una obviedad. Ahora bien, ¿cómo reacciona el seguro cuando elementos tan sencillos y cotidianos como los grifos se estropean?

En primer lugar, antes de dar respuesta a las preguntas que formulamos, tenemos que aprender a diferenciar entre dos conceptos fundamentales en una póliza de hogar; contenido y continente

  • Contenido: imagina que le das la vuelta a tu casa quedando el suelo frente al cielo y el tejado frente al suelo. Todo lo que se haya movido o caído, es lo que se denomina contenido, es decir, se trata de aquellos elementos que se han añadido a la vivienda una vez se ha construido.
  • Continente: es todo lo que forma parte de la propia estructura de la vivienda incluido elementos como ventajas, molduras, escayolas, conductos de gas, instalación eléctrica o cañerías. 

Ahora bien, dicho lo anterior, podríamos pensar que los sanitarios y grifería están incluidos en el continente porque son elementos que, si girases la vivienda, no se moverían de su lugar. Esto puede variar dependiendo de cada póliza o compañía de seguros, pero normalmente son elementos considerados como contenido

Una vez conocemos la diferencia, ¿qué pasa con el seguro de hogar y la rotura de un grifo? Aquí debemos plantear varias hipótesis.

En caso de que el grifo haya dejado de funcionar por un mal mantenimiento o por el propio uso (como decíamos al principio en casa hay objetos que se usan muchísimas veces cada día), el seguro no se responsabiliza de su sustitución o indemnización, ya que se trata de una rotura por uso. ¿Imaginas cuántas cosas tendrían que pagar las compañías de seguros de hogar si arreglaran todo lo que se estropeara en una vivienda? 

El seguro de hogar cubre los grifos en caso de daño accidental, además, muchos incluyen la cobertura de bricolaje o manitas para su instalación

Otro caso muy distinto es cuando un grifo se ha estropeado a causa de un accidente, cuando la rotura de un sanitario por accidente ha derivado en la rotura de un grifo, un derrumbe del vecino de arriba que ha provocado daños o, en definitiva, por causas accidentales no provocadas por los habitantes de la vivienda. El seguro sí se hace cargo de la reparación o sustitución del grifo siempre y cuando esté incluida la cobertura a todo riesgo accidental (o como cada compañía quiera denominar). Teniendo dicha cobertura y pudiendo demostrar que ha sido un accidente, el seguro lo sustituirá sin problema. 

Otra opción es comprobar si tienes incluido un  servicio de manitas en el seguro de hogar. Si es así, aunque el seguro no cubra el grifo, sí se haría cargo de los costes derivados de su instalación. Serían los habitantes de la vivienda los encargados de adquirir el grifo en el mercado y un profesional lo montaría. 

¿Cómo se puede romper?

Las causas por las que se rompen los grifos pueden ser de lo más variopintas. La más normal es por el propio uso diario. Si de vez en cuando eliminas la cal y tratas de limpiarlos, puede que esto suceda más a largo plazo que si no cuidas el mantenimiento de la grifería de tu vivienda. 

Otras causas pueden ser la rotura de los sanitarios o paredes en las que están instalados o encastrados, o problemas relacionados con filtraciones de agua o atascos en las tuberías. A veces, los grifos también pueden romperse por exceso de presión en el agua o incluso por un accidente provocado por las obras de un vecino. 

Consejos para el cuidado de los grifos

El mantenimiento de los grifos es sencillo; estéticamente hay que cuidarlos eliminando los restos de agua, suciedad y cal con productos específicos o simplemente con vinagre de limpieza y agua. Además, si limpiamos de vez en cuando el filtro de cal, estaremos alargando la vida útil de este elemento tan utilizado. 

Si necesitas tener un seguro de hogar que te aporte paz en todas las situaciones, te invitamos a realizar una comparativa de seguros de hogar para descubrir cuál es la póliza y el tipo de seguro que más se adapta a tus necesidades y a las de tu vivienda. Además, nuestro equipo de agentes estará encantado de solucionar cualquier duda al respecto y de resolver tus dudas de forma personalizada. 

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS