El blog de los seguros de El Corte Inglés

¿Cómo puedes asegurar a tu mascota?

cómo asegurar a una mascota Mascotas

Los costes de la atención médica privada están aumentando, y la de nuestras mascotas no es una excepción. De hecho, algunos tratamientos sanitarios de animales pueden llegar a suponer un desembolso considerable. Por suerte, hay seguros para mascotas que nos pueden ayudar a reducir la carga económica que supone tener un animal de compañía en unas condiciones óptimas, además de facilitarnos capear los imprevistos.

Hemos elaborado una guía para “padres de mascotas”, y así saber qué es el seguro de mascotas, cómo funciona y qué coberturas tiene.

 

¿Qué es el seguro para mascotas?

El seguro para mascotas, o seguro médico veterinario, nos ayuda a cubrir los gastos de la atención veterinaria necesaria para mantener saludables a nuestras mascotas. Lo más importante es que el plan adecuado puede brindarnos una tranquilidad que no tiene precio. Los dueños de mascotas que tienen seguro pueden acudir a su veterinario, de acuerdo a las garantías incluidas en la póliza, y ofreceles el tratamiento que necesitan sin tener que preocuparse tanto por su coste.

 

Los seguros se pueden adaptar a la edad de la mascota, las posibles enfermedades más comunes y/o específicas de la raza, los problemas de salud existentes y muchas otras necesidades. Podemos asegurar a varias mascotas, aunque es posible que cada una necesite un plan por separado, pero algunas aseguradoras pueden ofrecer descuentos por cada mascota adicional que asegures. Si tienes una mascota alérgica, que desarrolla una afección crónica o sufre algún accidente, tener un seguro para ella puede ahorrarte un montón de dinero.

 

Cualquiera que tenga una mascota debería considerar la contratación de un seguro para mascotas. Si bien puede ser tentador tender a evitar el gasto que tendremos mes a mes mientras el animal aún es joven y aparentemente sano, nunca podemos anticipar lo que podría suceder a medida que crezca. Algunas patologías pueden desarrollarse muy rápidamente y sabemos que los accidentes ocurren.

 

La mayoría de las opciones de seguros para mascotas son para perros y gatos, ya que tienden a ser las mascotas más comunes, aunque no siempre las más caras de tratar. Sin embargo, existen planes que también cubren aves, reptiles, pequeños roedores y otros tipos de mascotas.

En cuanto a lo económico, el seguro de mascota funciona igual que el seguro de salud de las personas. Pagarás una prima mensual a tu aseguradora por las coberturas para tu animal de compañía. También recibirás una descripción detallada de qué condiciones están cubiertas y qué coberturas tienes en cada caso.

 

¿Qué cubre el seguro para mascotas?

Dependiendo de tu seguro, es posible que no cubra todas las afecciones que pueda tener tu mascota. Como sucede con el resto de las pólizas de salud, las de mascotas no suelen cubrir patologías de salud preexistentes, por ejemplo. Sin embargo, algunas compañías pueden cubrir ciertas afecciones tras un período de espera -carencia- si no reaparecen los síntomas y también hay alternativas de seguro para mascotas que puedan cubrir algunas enfermedades previas del animal, por eso siempre es bueno consultar varias opciones.

 

Tipos de cobertura

Hay varios tipos de seguros para mascotas, con diferentes coberturas, dependiendo de las aseguradoras, pudiendo elegir desde el plan más básico al más completo.

Incluye coberturas por responsabilidad civil, urgencias, accidentes, enfermedad, revisiones, cirugías, robo…

 

Los términos "accidente" y "enfermedad" pueden parecer un poco vagos, pero hay una diferencia entre los dos. Un accidente ocurre cuando una mascota se lesiona físicamente en un incidente, lo que puede terminar en fracturas, quemaduras, cortes u otras lesiones físicas. Un seguro que cubre enfermedades cubrirá tratamientos para infecciones virales, parásitos, displasias de cadera o, en algunos casos, extracción de dientes en caso de enfermedades dentales.

 

Hay planes de bienestar que proporcionan reembolso por atención de rutina, atención preventiva, chequeos y vacunas anuales, pero no mucho más. Por lo general, se venden como funciones complementarias a otros planes de seguro médico. Este tipo de plan no cubre accidentes, lesiones o tratamientos de urgencias.

Los planes que solo cubran accidentes reembolsarán la atención de emergencia relacionada con accidentes, como si tu mascota se hace daño por causa de un vehículo o se lastima al caerse por las escaleras. Este tipo de cobertura no cubre enfermedades o problemas específicos de la raza.

 

Los planes más avanzados brindan coberturas tanto para accidentes como para enfermedades repentinas, entre otros; este es el tipo de cobertura más completo que puedes conseguir. También es el más común, ya que representa alrededor del 98% de los planes emitidos por el negocio de los seguros para mascotas. Este tipo de plan puede no cubrir la atención preventiva ni las afecciones preexistentes, pero probablemente te reembolsen o cubran casi todo lo demás.

 

Hoy en día, prácticamente todas las compañías de seguros ofrecen planes para los animales que comparten nuestra vida, así que solo tienes que echar un vistazo a las diferentes pólizas que puedes encontrar en cada una de ellas, comparar las coberturas y elegir la que mejor se adapte a ti y a tu mascota.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.