Seguro que alguna vez te has tenido que preguntar cómo cortar las uñas a un gato si eres dueño de una de estas mascotas. La tarea de cortar las uñas a un gato puede ser muy sencilla si acostumbras al animal desde pequeño. Aunque también dependerá del carácter del felino. Hay gatos que son especialmente tranquilos y otros que, por el contrario, se muestran ariscos. En este último caso, no trates de forzar al animal. Lo más recomendable es que acudas con él a un veterinario. Este profesional sabrá cómo cortar las uñas a tu gato. Los gatos tienden a afilar sus uñas por instinto natural. Sus lugares favoritos para hacerlo suelen ser los brazos de los sofás y las moquetas y alfombras. Cortar las uñas al gato evitará el destrozo de parte de tu mobiliario así como arañazos. A continuación, sigue estos pasos que te indicamos para saber cómo cortar las uñas a un gato:

  • Elije un momento en el que tu gato esté con una actitud tranquila y relajada.
  • Sienta al gato encima de tus rodillas y acarícialo.
  • No utilices un cortaúñas para personas. En cualquier tienda para animales puedes adquirir un cortador de uñas especial para gatos.
  • Cuando el gato esté completamente relajado, agarra una de sus patas y aprieta la almohadilla con la que pisa al caminar y la parte superior de la pezuña. Verás que al hacerlo, la uña saldrá al exterior.
  • Si al realizar este proceso el gato rehúye o se levanta y se va, no lo fuerces. Déjale ir e inténtalo más tarde.
  • Al apretar suavemente la pezuña por su parte superior a la vez que por la inferior (la almohadilla), verás cómo las uñas del gato salen de una especie de membrana.
  • Parte de las uñas del gato es blanquecina, mientras que otra parte (la que se acerca hacia su nacimiento), es rosada. Debes cortar sólo la parte blanquecina, ya que la rosada (la raíz) es un compendio de arterias que de ser cortado produciría dolor y sangrado en nuestro gato.

Recuerda que si sientes miedo o inseguridad por no tener claro cómo cortar las uñas a un gato, lo mejor es que acudas al veterinario. Para los gatos, las uñas son una parte esencial de su manera de vivir. Con ellas se rascan, juegan se defienden, caminan, trepan… Cuidar su manicura es necesario para su felicidad.