Lo que empezó como una tontería en una feria, ha acabado generando un hobby que cada vez va más y más. ¡Ya eres todo un especialista del mundo de los peces y los acuarios caseros! Cada vez quieres más especies y te encanta observarles en su ecosistema, aunque sea artificial, ellos seguro que son felices. Rápidamente pasaste de una pequeña pecera a un acuario para observar tus pececillos en un ambiente más marino.

Ahora bien, ¿cómo limpias el acuario? ¿Cada cuanto tiempo? Mantenerlos en buen estado es vital para tus mascotas submarinas, es nuestra obligación. Si eres novato/a en este tema presta atención a estos consejos.

  • Nunca jamás utilices productos de limpieza al uso o intoxicaras a los pobres pezqueñines
  • Ve sacando agua del acuario poco a poco pero no lo dejes vacío del todo para que los peces se sigan manteniendo cómodos. Cuando lo vuelvas a llenar, trata de que el agua tenga la misma temperatura que la anterior.
  • Trata el agua nueva con un desclorador para dejarla lo más limpia posible de cloros y sustancias perjudiciales.
  • Una vez comiencen a convivir con el agua nueva mezclada con la poquita que había quedado antes, no tendrán las bacterias que tanto ayudan a su subsistencia. Para ello, deberías adquirir en tu tienda de mascotas de confianza bacterias nitrificantes. ¡Trucazo!
  • Una vez han pasado aproximadamente dos semanas, deberías limpiar el filtro del acuario. No lo hagas ese mismo día del cambio de agua.
  • Un raspador es la herramienta más útil para eliminar las algas y limpiar todos los adornos del acuario para que el ecosistema de tus peces quede más limpio y aseado.
  • Tampoco dejes flotando restos de comida o cualquier otra impureza.

Ellos, te lo agradecerán, si pudieras protegerles más como a tus perros o gatos, estamos seguros de que lo harías.