Si eres dueño de un perro, sabrás que el premio y el castigo son métodos fundamentales para su educación. Pero debes tener claro cómo premiar y castigar a tu perro sin equivocarte. Si lo haces en los momentos que no debes, puedes confundir al animal e incluso lograr el efecto contrario al que pretendías.

Premiar y castigar al perro sin equivocarse es sencillo. Tan sólo debes ser observador con las reacciones y comportamientos de tu mascota y tener claro que actitudes y conductas positivas deseas reforzar en él y cuáles son las negativas que deseas rectificar.

Con paciencia, cariño y contundencia en tus premios y castigos, lograrás que tu perro sea un animal adorable con el que dé gusto convivir.

Lee con atención estas pautas para saber cómo premiar y castigar a tu perro sin equivocarse:

  • Cómo premiar al perro: cada vez que el perro obedezca una orden, debes premiarle. ¿Cómo? Los elogios y las caricias son lo que más valoran. También puedes ofrecerle una galletita para perros. Si, por ejemplo, le ordenas que se siente, le pides que deje de ladrar, le llamas y acude, etc. y lo hace, felicítale, acaríciale, hazle saber que estás orgulloso en el mismo momento que haya realizado dicha acción. Aprenderá que esa es la pauta que debe seguir siempre.
  • Cómo castigar al perro: nunca hay que utilizar la violencia. Pegarle será un error. Lo único que vamos a lograr es generar miedo y ansiedad en el animal. Tampoco es necesario gritar. Se puede reñir al perro con seriedad y voz contundente. Hazlo siempre de pie, para dejar clara tu posición de liderazgo ante el animal. La regañina debe ser breve y debe realizarse justo en el momento que el perro hace algo que no debe. Sólo así será capaz de asociar la acción con el enfado de su dueño.

Un último consejo para saber cómo premiar y castigar al perro sin equivocarse es que apliques estos métodos de entrenamiento cuando son cachorros. Durante los primeros meses de vida, los perros son como esponjas que absorben con mayor facilidad las pautas que se les da. Es en este periodo de su vida cuando aprenden con mayor rapidez.

Si tienes una mascota y es uno más en la familia, protégela y cuídala.