¿Cuánto vale un seguro de mascotas?

¿Estás pensando tener una mascota? ¿Ya la tienes y está sin seguro? Aprende cómo puede ayudarte tener uno, y las condiciones que deben darse para que tu peludo y tú estéis tranquilos. Mascotas

En este artículo podrás informarte acerca de

Si tienes una mascota, en más de una ocasión habrás pensado en la posibilidad de hacerle un seguro. Ya sabrás que hay diferentes tipos de seguros para nuestras mascotas, que vamos a desgranar hoy. 

A pesar de que todos intuimos, tengamos o no algún peludo en casa, que sus consultas, tratamientos o intervenciones no deben ser precisamente baratas, menos de un 10% de los propietarios contrata este tipo de pólizas.

De los aproximadamente veinte millones de amigos “peludos” con los que contamos como mascota en España, casi la mitad son perros y gatos; y el pequeño porcentaje que tiene alguna póliza para su animal suele tenerla habitualmente de responsabilidad civil, gracias a la que están cubiertos los daños que puedan ocasionar a terceros. Pero pocos tienen un seguro que cubra los gastos del veterinario

Que levante la mano el que no tenga un perro o un gato en casa porque sus hijos pidieron insistentemente un cachorrito en algún momento de su vida. Si hemos accedido a sus deseos, nos encontramos con un adorable pequeño en nuestras vidas, que, si todo va bien, nos acompañará muchos años. Al principio, las visitas a la clínica son rutinarias y comprenden las revisiones habituales de los cachorros y sus vacunas. Pero a medida que pasa el tiempo, los achaques en su salud y las enfermedades pueden ir apareciendo.

Mascotas y seguros

Hay muchas familias, desgraciadamente, que se ven en la triste obligación de dormir a su mascota porque les es imposible costear una cirugía compleja si la ocasión lo requiere; pero en nuestro país sucede más a menudo de lo que pensamos.

Por eso hay corredurías de seguros que empiezan a comercializar un producto específico para mascotas, que si bien no es el clásico seguro de mascotas que te ofrece la cobertura de responsabilidad civil por si tu mascota genera voluntaria o involuntariamente un daño a una tercera persona, sí que te ayuda con la salud de tu “peludo”.  

Es curioso que no prolifere mucho este tipo de seguro, ya que según un estudio realizado por una asociación veterinaria, en España los dueños de perros se gastan alrededor de 450 euros en alimentación y de 350, en veterinarios, medicinas e higiene. Si hablamos de los gatos, sus gastos promedio se elevan a los 350 euros cada año, llegando casi a 200, los de salud y medicinas.

El problema aparece cuando nos toca hacer frente a una cirugía. Aun siendo poco compleja, se requiere el uso de anestesia y a veces, hospitalización durante una o más noches. Esto eleva los costes hasta alcanzar, en ocasiones, incluso los 3.000 euros, dependiendo del animal, el hospital y la patología que se esté tratando. Hay clínicas que ponen a disposición de sus pacientes un plan médico donde quedan incluidas las consultas, vacunas, desparasitaciones o revisiones rutinarias; para los tratamientos u operaciones, suelen contar habitualmente con un descuento que en la mayoría de los casos no supera el 25% del precio en tarifa.

Pero ¿cuánto cuesta el seguro?

En la actualidad, son numerosas las entidades aseguradoras que ofrecen productos para nuestros animales de compañía. Existen diferentes fórmulas que se pueden adaptar a lo que necesitan los dueños de gatos y perros. Así, hay seguros de reembolso que pueden devolverte un porcentaje de los gastos que se generen en el veterinario en caso de accidente como el de Ocaso, Hocicos y Bigotes, que te cubre los daños que pueda sufrir el animal (muerte por accidente, reembolso de gastos de sacrificio, el robo, los gastos en los que el asegurado incurra por inserción de anuncios en medios de comunicación si la mascota se extravía e incluso te reembolsan una cantidad por los gastos de residencia animal, si la has necesitado porque tú sufres un accidente y tienen que hospitalizarte… También tienes un servicio de asistencia telefónica y la opción de contratar la responsabilidad civil, defensa y fianzas, reclamación de daños y asistencia jurídica ante infracciones administrativas.

¿Cómo lo contrato?

Es importante considerar que a la hora de contratar un seguro, la edad del animal y su raza tienen mucho que decir. En algunas aseguradoras, la mascota tiene que estar entre cierto rango de edad -por ejemplo entre los 3 meses y los 7 años-, por lo que es interesante que tu “peludo” cuente ya con un seguro antes de alcanzar la edad máxima para poder contratarlo. Eso sí, cuando lo tengas, podrás extenderlo hasta el fin de sus días y le cubrirá a pesar de haber superado esa edad límite de contratación.

Para contratar un seguro para tu perro o gato, necesitarás cierta documentación. Entre lo más básico que pueden pedirte para asegurar por ejemplo a un perro, encontramos la cartilla veterinaria que debe estar totalmente actualizada, el alta en el censo que os corresponda y la numeración de su microchip, para lo que evidentemente, debe estar convenientemente “chipado”. 

Además, las compañías tienen plena libertad para requerir la información extra que deseen, como informes que certifiquen el estado actual de salud del animal -ha de estar sano cuando contrates el seguro y tener una edad que se encuentre dentro del rango que marca la aseguradora que hayas elegido-.

Y es que nuestros animales de compañía forman parte de nuestro núcleo familiar y esta es una razón poderosa que nos lleva a querer darles lo mejor. Un buen seguro puede ayudarnos a ofrecerles la vida y los cuidados que se merecen, a cambio de su amor incondicional.

Artículos destacados

HABLA CON UN ASESOR

Deja tus datos y te llamaremos para resolver tus dudas y recibir asesoramiento

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS

  • COCHE

  • MOTO

  • Seguros de Hogar

    HOGAR

  • Seguros de Salud

    SALUD

  • Seguros de Vida

    VIDA

  • Seguros de Accidentes

    ACCIDENTES

  • Seguros de Accidentes

    DECESOS