Tétanos en perros

Los perros pueden tener tétanos, como los humanos. Te contamos cómo es esta enfermedad y qué hacer si le ocurre a nuestra mascota. Mascotas

Los perros al igual que las personas y el resto de especies animales pueden contraer muchos tipos de enfermedades diferentes. Algunas son leves y se resolverán con un simple tratamiento, otras de tipo más grave pueden requerir la hospitalización del animal o incluso una intervención quirúrgica.

Desde El Corte Inglés Seguros queremos contarte las ventajas de contar con un seguro de mascotas, una de las más interesantes que vas a encontrar es la cobertura de Responsabilidad Civil frente a daños que nuestra mascota pueda causar a terceros. También incluye otras como la de accidente, que también puede ser muy útil en diferentes situaciones. Por el contrario, no tendrá consideración de accidente ningún tipo de enfermedad.

Debes recordar que, si tu perro está catalogado como raza potencialmente peligrosa, es obligatorio contar con un seguro de mascotas que cubra la responsabilidad civil en la mayoría de los territorios de España.

Puedes consultar con nuestros asesores de forma totalmente gratuita y sin ningún tipo de compromiso para informarte de las coberturas del seguro de mascotas. Este seguro cuenta con coberturas de Responsabilidad Civil, defensa jurídica, fianzas y reclamación de daños. Además, también cuenta con coberturas frente a accidente, robo, hurto o extravío de tu mascota.

Una de las enfermedades más graves que puede sufrir tu perro es el tétanos. Esta enfermedad se puede producir por una simple herida y puede llegar a causar la muerte del animal; es una patología muy común y agresiva tanto para animales como para humanos

Es de vital importancia para nuestra mascota saber detectar los síntomas que provoca esta enfermedad puesto que una atención veterinaria a tiempo puede salvarle la vida. Es muy importante acudir siempre a un especialista cuando notes algún síntoma de enfermedad en tu mascota.

En enfermedades como el tétanos el tratamiento suele ser costoso ya que en la mayoría de los casos se requiere la hospitalización del animal y cirugía para eliminar los tejidos necrosados.

¿Cómo saber si un perro tiene tétanos?

Como ya hemos comentado el tétanos es una de las enfermedades más graves que puede sufrir nuestro perro. A continuación, te explicamos qué es y cuáles son sus síntomas. Detectar este tipo de enfermedades a tiempo puede resultar crucial para la vida del animal.

El tétanos es causado por una neurotoxina, y surge en perros por una infección bacteriana que empieza en el cuerpo del animal a través de una herida abierta. A pesar del pensamiento generalizado de que el tétanos habita de forma particular en los metales oxidados, no es cierto, esta bacteria se encuentra en la suciedad del metal por lo que siempre debemos tener cuidado con los objetos metálicos punzantes estén oxidados o no.

Esta bacteria también podemos encontrarla en la suciedad del suelo, el tétanos como tal no es el causante de la enfermedad sino la neurotoxina llamada tetanoespasmina. Cuando nuestro perro se hace una herida las bacterias comienzan a entrar en el organismo; pasados unos días de la inoculación las esporas bacterianas empiezan a producir la toxina y esta se une al tejido del sistema nervioso empezando a causar los primeros síntomas de la enfermedad.

Los síntomas se manifiestan entre el quinto y décimo día posteriores a la herida inicial. La toxina afecta a los nervios, a la médula espinal y al cerebro, lo que provoca espasmos musculares en el animal. Podemos encontrar dos tipos de formas de tétanos:

  • Localizado: es la forma más común en la que se presenta la enfermedad en nuestros perros; el animal desarrolla rigidez muscular en las extremidades o en los músculos situados más próximos a la herida. Otro de los síntomas que puede presentar el animal son temblores musculares y esta forma puede ir progresando hasta convertirse en tétanos generalizado.
  • Generalizado: en esta forma la enfermedad afecta a áreas más extensas del cuerpo; encontrarás que los perros afectados caminan con rigidez y con la cola levantada o extendida. Muchos animales que sufren esta forma de tétanos desarrollan una postura con las cuatro patas en extensión rígida, no pueden doblarlas por lo que les es imposible ponerse de pie. También es común que los músculos de la cara se vean afectados, a menudo las mandíbulas se mantienen rígidas y cerradas lo que imposibilita que el animal pueda ingerir alimentos y le produce una salivación excesiva. La contracción muscular constante también puede generar fiebre.

Cómo se trata el tétanos en animales

El tratamiento para esta enfermedad consiste en cuidados de apoyo general y el tratamiento debe mantenerse hasta que el sistema nervioso del animal se haya recuperado del daño producido por la exposición a la neurotoxina.

Los perros afectados por el tétanos necesitan una atención de enfermería constante y dentro de los cuidados que hay que proporcionar al animal encontramos el cambio de posición frecuente para evitar que salgan úlceras. En los casos más graves será necesario alimentar al animal a través de una sonda nasogástrica.

Otro de los cuidados que nuestra mascota necesitará si contrae esta enfermedad será el vaciado de la vejiga; mantener a los perros en un ambiente lo más tranquilo y oscuro posible ayudará a reducir los estímulos que provocan las convulsiones. La recuperación puede alargarse durante meses, pero proporcionándoles un buen cuidado pueden sobrevivir a la enfermedad.

El tétanos no tiene vacuna en perros, así que si sospechas que tu mascota puede tener una herida provocada por un metal acude de inmediato al veterinario. Esta enfermedad es rara en los perros por lo que es muy probable que nunca se llegue a desarrollar una vacuna para esta especie.

Una forma de prevenir esta enfermedad es limpiar cualquier herida con cuidado, pero en profundidad, y vigilar el comportamiento de tu perro atentamente para identificar rápidamente cualquier signo de rigidez que pueda presentar. Cuanto más rápido detectes la enfermedad, mejor será el pronóstico de tu mascota.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SEGUROS